Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Suiza el director Roman Polanski

El arresto está relacionado con un proceso abierto por las autoridades de EE UU hace 30 años

Lo que debía ser un simple homenaje seguido de una clase magistral se ha terminado convirtiendo en la peor pesadilla para Roman Polanski. El cineasta franco-polaco nacido en 1933 fue arrestado este sábado a su llegada al aeropuerto de Kloten - Zúrich en relación a un caso viejo de más de 30 años: la supuesta violación en 1977 de la menor Samantha Geimer, quien tenía entonces 13 años.

Según comunicaron este mediodía los responsables del festival a los medios acreditados, Polanski fue arrestado en relación a esos cargos, que nunca prescribieron según la interpretación de Peter Espinoza, juez californiano encargado del caso, aunque la supuesta víctima retiró los cargos contra Polanski hace ya años. Dada su condición de ciudadano francés, el director de Lunas de Hiel no podría ser extraditado a los Estados Unidos, aunque la situación se complica dada su presencia en Suiza, país que no forma parte de la Unión Europea.

Polanski huyó de Estados Unidos en 1978 mientras estaba en libertad bajo fianza de 2.500 dólares y tras haber pasado unos meses en prisión en Chino (Los Ángeles) por los cargos de abuso sexual de la menor de 13 años y del que Polanski se declaró culpable, por lo que fue enviado a prisión en "evaluación" durante tres meses, aunque sólo pasó 47 días. Tras huir de la justicia, el cineasta obtuvo la ciudadanía francesa, evitó la extradición y no volvió a pisar territorio estadounidense. Ni siquiera acudió a la ceremonia de los Oscar de 2003 cuando obtuvo el premio de mejor director por El Pianista.

Roman Polanski era el invitado estrella del joven Festival de Cine de Zúrich, que llega en 2009 a su quinta edición y dedica estos días una completa retrospectiva a la obra del cineasta. El evento suizo le iba a conceder igualmente este domingo por la la noche el Golden Eye, galardón que el festival concede a la obra de toda una vida y que anteriormente recayó en Sylvester Stallone, Oliver Stone o Costa Gavras. Posteriormente, el legendario realizador de La semilla del diablo o El Quimérico Inquilino iba a dar una charla pública en la que debatiría con los asistentes sobre su ya histórica obra cinematográfica. Un encuentro para el que no quedan localidades desde hace ya semanas. Mientras, los organizadores del Festival de Cine de Zúrich han hecho saber que la noticia les "causa profunda desazón", aunque esperan llevar adelante la retrospectiva, "tal como estaba planeada". Por otro lado, la entrega del Golden Eye al ganador del Oscar al Mejor Director en 2003 por El Pianista queda aplazada hasta nuevo aviso.

Francia intercede por el cineasta

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, ha intervenido ante la consejera federal suiza de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, para pedir que se garantice el respeto de los derechos del director de cine franco polaco Roman Polanski, detenido en Suiza.

El ministerio de Exteriores francés ha publicado hoy una nota en la que señala que Kouchner ha conversado con su homóloga suiza para expresarle "el deseo de las autoridades francesas de que los derechos del señor Polanski sean plenamente respetados y que este asunto encuentre rápidamente una salida favorable".

El Quay d'Orsay añade que los abogados del director de cine se pusieron en contacto con las autoridades francesas después de la detención de Polanski.El embajador francés en Suiza y el cónsul general francés en Zúrich se han puesto en contacto con las autoridades suizas para "ejercer lo más rápidamente posible el derecho de visita consular" al detenido. Polanski es ciudadano francés al haber nacido en París.

La declaración del Gobierno francés se conoce después de que el Ministerio de Justicia de Suiza afirmara que el realizador está a la espera de ser extraditado a los Estados Unidos, aunque precisó que Polanski puede apelar la decisión (EFE).

Más información