Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de David Carradine pide al FBI que investigue las causas de la muerte del actor

Medios tailandeses aseguran que el cadáver de Carradine apareció en el armario de su habitación del Swisshotel Park Nai Lert de Bangkok con un cordón de nailon alrededor del cuello y los genitales

La familia de David Carradine ha solicitado formalmente al FBI que ayude a esclarecer la misteriosa muerte del actor, que fue encontrado sin vida el pasado jueves en el armario de su habitación en un hotel de Bangkok, ante la falta de informaciones oficiales sobre el deceso, según ha informado uno de los abogados de los Carradine, Mark Geragos.

Aunque los jueces de instrucción tailandeses que llevan el caso aún no han recibido los resultados de los análisis toxicológicos realizados al cadáver del actor, que se hizo famoso en los setenta por su papel de maestro de artes marciales en la serie Kung Fu y más recientemente por su actuación en Kill Bill, los medios tailandeses han publicado informaciones dispares que apuntan desde el suicidio hasta extrañas prácticas sexuales como causas de su muerte. Algunos medios aseguran que en el momento en que se halló el cuerpo tenía una cuerda atada a sus genitales, mientras que otros señalan que tenía las manos atadas a la espalda. Ninguna de estas teorías ha sido confirmada hasta ahora.

La familia, consternada por la diversa naturaleza de los comentarios que están suscitando estas informaciones, ha enviado un documento en el que solicita la ayuda del FBI, según Geragos, ya que no cree que el actor se suicidara y duda de las extrañas circunstancias que ha publicado la prensa. El abogado considera también que son las autoridades tailandesas quienes deben invitar a los expertos estadounidenses a que formen parte de la investigación. La Policía de Tailandia ha dicho que serán necesarias varias semanas para confirmar con exactitud las causas de la muerte de Carradine. "Estamos investigando a más testigos", ha indicado el coronel Somprasong Yentuam, de la Policía de Bangkok, quien ha añadido que "los resultados de los análisis de sangre tardarán aproximadamente tres semanas" y que parece que el actor murió por asfixia.