Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Lobo Antunes gana el premio FIL de Literatura

"Sólo falta el gordo", ha ironizado en referencia al premio Nobel de Literatura el autor luso

El escritor portugués Antonio Lobo Antunes obtuvo ayer el Premio de Literatura en Lenguas Romances de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) en su XVIII edición por una obra que representa "una profunda reflexión sobre la experiencia interna de los seres humanos".

Así lo determinó un jurado integrado por escritores y académicos de España, EE UU, Francia, Inglaterra, México y Perú, que ensalzó al autor luso como "uno de los más originales y creativos de la literatura contemporánea en lenguas romances".

La presente edición ha sido la primera en que contendían a un galardón antes conocido como Juan Rulfo escritores en cualquier lengua romance, y la primera que ha premiado a un portugués. La portavoz del jurado, la española María Luisa Blanco, leyó el acta final que destaca la obra de Lobo Antunes (Lisboa, 1942) como una exploración del papel del hombre "en el marco de la violencia, de la lucha anticolonial y la transición política de Portugal", a partir de mediados de los años setenta.

Instantes después de darse a conocer el premio, Lobo Antunes expresó su agradecimiento en conversación telefónica desde Portugal con Guadalajara, y se mostró feliz por recibir este premio, el sexto al que se ha hecho acreedor este año. "Sólo falta el gordo", ironizó en referencia al premio Nobel de Literatura el autor luso, quien hace dos años fue uno de los visitantes destacados de la FIL, la segunda mayor feria del libro del mundo.

Lobo Antunes recordó que el suyo es uno de los oficios más complicados, porque quien lo hace no es más que "un pobre hombre luchando con material" que le trasciende. "El problema para mí es siempre escribir. Es muy difícil, cada vez más difícil", confesó un autor que antes de serlo pasó cuatro años como médico con las tropas de su país en Angola, algo que dejó una huella profunda en su vida. El escritor agradeció con emoción el premio a México, un país donde ha sido recibido "con un calor y una ternura" que no va a olvidar y donde volverá a estar el próximo 29 de noviembre para recoger el galardón en la XXII edición de la FIL.

El autor de obras como Memoria de elefante (1979) y Mi nombre es legión (2007) es el tercer escritor en lengua portuguesa en obtener el galardón después de los brasileños Nélida Piñón (1995) y Rubem Fonseca (2003). En los dos años previos el premio fue a los mexicanos Fernando del Paso (2007) y Carlos Monsiváis (2006).