Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Música en la frontera

Más de 100.000 personas han acudido al concierto organizado por Juanes tras la crisis entre Colombia, Venezuela y Ecuador

Dos semanas despúes de que Venezuela amenazara con ocupar la frontera con Colombia como resultado de la crisis diplomática desatada entre los Gobiernos de Caracas y Bogotá, miles de personas se han deplegado esta noche en misma zona para celebrar con un concierto multitudinario el fin de las tensiones entre ambos países.

El recital "Paz sin fronteras" ha sido precisamente un canto a la paz, un grito de "no a la guerra" y una reafirmación a la hermandad entre los pueblos colombiano, venezolano y ecuatoriano. Como símbolo de la nueva concordia, dos coros de niños, uno venezolano y otro colombiano, han sido los encargados de dar comienzo al concierto Paz sin fronteras organizado por el cantante colombiano Juanes en el puente Simón Bolívar que une la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana San Antonio. Al concierto han asistido, en medio de un calor sofocante, unas 100.000 personas vestidas de blanco han asistido a las actuaciones, entre otros, de Juanes, Miguel Bosé, Alejandro Sanz (España), Carlos Vives (Colombia), Juan Luis Guerra (República Dominicana), Fernando Velasco (Ecuador) y Ricardo Montaner (Venezuela).

El cantante colombiano Carlos Vives fue el encargado de abrir el concierto con un llamamiento para que "los secuestrados vuelvan a casa". Vives se refería así a los secuestrados en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) momentos antes de dar comienzo al directo.

A petición del propio Juanes, el presidente colombiano, Alvaro Uribe, no ha asistido al acto. El cantautor había destacado que este concierto es ajeno a la política en respuesta a la ausencia del presidente Uribe. "La única bandera es la paz", explicó el artista.

Bandera que no ha respetado un espontáneo vestido completamente de rojo ha logrado acceder al escenario durante la actuación de Alejandro Sanz y ha agarrado al cantante por la espalda antes de lanzar proclamas a favor del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Crisis andina

Cerca de medio millón de flores blancas y varios metros de tela del mismo color han cubierto los 350 metros de largo del paso fronterizo sobre el río Táchira. Las orillas de este río siempre habían estado llenas de basura. Ahora, se han limpiado para recibir a las más de 50.000 que han acudido al espectáculo.

Los primeros en confirmar su asistencia fueron Sanz y Guerra tras conocer que Ecuador y Venezuela movilizaron tropas a las fronteras con Colombia después de un ataque de militares colombianos a un campamento clandestino de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano. Allí, fue abatido el número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luis Edgar Devia, alias Raúl Reyes.

Los tambores de guerra se acallaron en la cumbre del Grupo de Río el pasado 7 de marzo, cuando Uribe y Chávez junto a su colega ecuatoriano, Rafael Correa, y nicaragüense, Daniel Ortega, decidieron "fumar la pipa de la paz" y acabar con la crisis tras siete días de tensión.