Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROPIEDAD INTELECTUAL

Acebes anuncia que los juicios rápidos se aplicarán a la piratería cultural

Autores e intérpretes de creaciones culturales y representantes de la industria cultural han pedido una verdadera "unión europea" contra esta práctica fraudulenta

El ministro de Justicia, Angel Acebes, ha anunciado que la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para juicios rápidos afectará también a los delitos contra la propiedad, en el acto de clausura del Seminario sobre la Defensa de la Propiedad Intelectual en la Unión Europea.

Considera que estas medidas no sólo van a ser eficaces en cuanto al cumplimiento inmediato de la condena, sino que además se van a poder incorporar en la detención siguiente agravantes, medidas preventivas o cautelares.

"En este momento, uno de los problemas esenciales es que, efectivamente, se producen varias detenciones, y en casos como el de la piratería se detienen 8, 10, 20 veces, pero no hay ninguna condena, de tal forma que no se pueden aplicar agravantes o adoptar medidas cautelares cuando ha comparecido al proceso judicial pendiente", explica.

500 millones de euros

Autores e intérpretes de creaciones culturales y representantes de la industria cultural han pedido una verdadera "unión europea" contra la piratería, que ocasiona pérdidas en España de más de 500 millones de euros.

Un marco jurídico uniforme en los países de la Unión para la lucha contra las violaciones de los derechos intelectuales ha sido una de las peticiones expresadas hoy por todos los agentes participantes en un seminario clausurado hoy por Angel Acebes, ministro de Justicia y del Consejo de la Unión Europea, cuya presidencia española promovió el seminario.

El seminario ha concluido con cinco peticiones a las administraciones europea y española: acciones de concienciación social contra estos delitos, el aludido marco jurídico uniforme en la UE, un Observatorio Europeo sobre el fenómeno, reforzar la cooperación judicial y policial europea e intensificar los programas de formación a los responsables judiciales y policiales.

Esas han sido las peticiones de los creadores (artistas e intérpretes, escritores o cineastas) y los empresarios (productores y promotores de discos, libros o vídeos, junto a difusores audiovisuales) que integran una industria, la cultural, que aporta el 5 % al PIB español.

"Este es un momento que exige una verdadera unión europea", ha expresado Assumpta Serna, presidenta de la Sociedad de Gestión de Artistas Intérpretes, una de las participantes en el seminario.

Derechos de autor

En el mismo sentido se ha pronunciado Luis Cobos quien, en representación del Grupo Europeo de Artistas y sus Sociedades, explica que "quinientos millones de artistas europeos piden ayuda para proteger su propiedad intelectual" y muy especialmente el derecho de autor.

Es necesaria, ha dicho Cobos, "la ratificación y extensión de medidas como la educación en defensa de los derechos de autor, especialmente de los jóvenes.

Richard Constant, director de los Servicios Jurídicos para Europa de la multinacional Universal, una de las más importantes del mundo, considera imprescindible trabajar para el desarrollo y aplicación estricta de las directivas de la Unión relativas a comercio electrónico y propiedad intelectual.

Especialmente destaca la necesidad de endurecer las posibilidades penales contra quienes dañan la propiedad intelectual y restringir las posibilidades de los proveedores de Internet para evitar la piratería electrónica ("bajarse" gratuitamente canciones, desde la red al ordenador personal).

La concienciación social contra estos delitos ha sido un punto destacado en las conclusiones del seminario, en el cual se han desarrollado 41 ponencias y siete mesas redondas y que se ha celebrado en Madrid ayer y hoy.

"Es necesario que la industria y las autoridades públicas dupliquen sus esfuerzos para concienciar a los ciudadanos de la gravedad del problema y de que ellos son los principales perjudicados a medio plazo por estas transacciones", señala el texto de las conclusiones.