Oceanografía

El biólogo Javier Ruiz, nuevo director del Instituto Español de Oceanografía

El biólogo será el tercer jefe del principal organismo de investigación marina en lo que va de año

El investigador del CSIC Javier Ruiz.
El investigador del CSIC Javier Ruiz.Conama

El biólogo Javier Tomás Ruiz Segura será el nuevo director del Instituto Español de Oceanografía (IEO), una veterana institución del sistema español de ciencia que atraviesa la peor crisis de su historia desde que fue fundado en 1914.

El IEO lleva años perdiendo personal y cada vez está más atenazado por una maraña burocrática que amenaza con dejar en puerto a sus cuatro buques de investigación y paralizar la investigación científica en los nueve centros que tiene repartidos por el litoral español. En menos de cuatro meses han dimitido sucesivamente sus dos últimos directores, primero Eduardo Balguerías, en febrero, y hace apenas unos días Rafael Gonzalez-Quirós, que aseguró no sentirse respaldado por el Ministerio de Ciencia que le había nombrado.

Ruiz (Cádiz, 1965) toma ahora el mando de este organismo, según ha confirmado el Ministerio de Ciencia, para reconducir la situación de un organismo con unos 500 empleados y un presupuesto estatal de unos 65 millones de euros. Este biólogo es un veterano investigador en oceanografía especializado en estudiar los impactos naturales y humanos que sufren los ecosistemas marinos. Actualmente es jefe del grupo de oceanografía de ecosistemas en el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (CSIC), con sede en Cádiz. El investigador también tiene experiencia como gestor, un área en el que ha sido encargado del subprograma de Recursos Marinos y miembro del Área de Recursos Naturales del CSIC.

Ruiz llega a una institución que se ha “hundido”, en palabras de Marina Albentosa, coordinadora de un informe encargado por el Ministerio de Ciencia que dirige el astronauta Pedro Duque sobre la situación actual del Instituto. El trabajo ha destapado un panorama surrealista sobre todo desde el punto de vista financiero. Por un lado los trámites interminables y la supuesta falta de fondos han retrasado muchos proyectos científicos y la contratación de investigadores hasta obligar al IEO a devolver cientos de miles de euros de financiación que no ha podido gastarse en plazo. Pero en realidad el organismo tiene un excedente presupuestario de unos 80 millones de euros que no puede utilizar en su para evitar su hundimiento porque las normativas administrativas lo impiden. Contratar a un científico lleva en el IEO hasta 14 meses, cuando en la universidad el tiempo necesario de gestión es de apenas dos meses, denuncia Albentosa.

Dos de los nueve directores de los centros del IEO han dimitido por desacuerdos con la gestión del Gobierno. Ruiz debe ahora reconciliar a unos y a otros para conseguir en el corto plazo que el IEO vuelva a funcionar a pleno rendimiento.

El Ministerio de Ciencia ha anunciado una transferencia de casi cinco millones de euros para el IEO, una cantidad que algunos responsables de centros ven insuficiente. El departamento de Duque está “ultimando” el desbloqueo de 99 contratos para investigadores y personal técnico de apoyo, según ha informado hoy en una nota.

Hace unos días el Ministerio de Ciencia nombró a Iñaki Sanjuán nuevo secretario general tras la dimisión de Blanca González. Sanjuán contará con el apoyo del secretario general del CSIC, Alberto Sereno. Esta otra institución posee varios centros oceanográficos cuyo estatuto fue modernizado hace décadas y que no sufren los problemas administrativos y presupuestarios del IEO. En un plazo medio Ruiz afronta una posible reconversión del organismo para el que el Ministerio de Ciencia busca una remodelación que alivie su disfuncionalidad administrativa y que afectará también a otros organismos públicos de investigación que también sufren problemas similares por su estructura y estatuto jurídico

Lo más visto en...

Top 50