La crisis del coronavirus
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Desconfinando la mente

Parece mal momento para pensar en los países pobres, pero eso es un punto de vista provinciano

Personal sanitario cubano llega a Sudáfrica para apoyar en las tareas de contención de la pandemia.
Personal sanitario cubano llega a Sudáfrica para apoyar en las tareas de contención de la pandemia.GCIS

Con la que tenemos liada en casa, puede parecer un mal momento para pensar en los países pobres, pero eso es un punto de vista estrecho y provinciano. Quedarse cruzado de brazos mientras en África mueren este año 200.000 personas por covid-19, según los cálculos de la OMS —o hasta tres millones, de acuerdo con otras estimaciones— debería bastar por sí mismo para causar una disonancia moral en los ciudadanos de los países ricos, que por muy empobrecidos que estén nunca alcanzarán el récord de indigencia del mundo en desarrollo.

Pero ni el más virtuoso de los asesores gubernamentales occidentales se va a conmover por ello. Un argumento más pragmático puede ser que, si no ayudamos a África a construir las infraestructuras sanitarias para bregar con la epidemia, las olas migratorias hacia Europa se multiplicarán y alimentarán el nacionalismo racista de los partidos de ultraderecha y de sus bases desinformadas a conciencia. A mayor miseria pandémica en África, peor calidad democrática en Europa. Es la ley de la frontera.

Dambisa Moyo, economista de Zambia, doctorada por Oxford y asesora de la petrolera Chevron, identifica un tercer argumento en The Economist, aunque de una índole más geoestratégica. La principal fuerza geopolítica en África es ahora mismo Pekín. Moyo piensa que una ayuda decidida a los países africanos por parte de Occidente puede revertir esa situación, devolver a Europa su influencia perdida en el continente y, de paso, tocarle la cara a China en su “conflicto comercial e ideológico” con los Estados Unidos de Trump. La economista aprecia un paralelismo con el Plan Marshall de la segunda posguerra, cuando Estados Unidos inyectó ayudas a Europa para evitar que se inclinara hacia la Unión Soviética. Moyo es una conocida crítica de las ayudas occidentales a África, a las que acusa de promover la corrupción, pero ahora aboga por un plan Marshall para África.

De no hacer nada por África, los casos de covid-19 que requerirán hospitalización saturarán el sistema sanitario en la mayoría de los países del continente, según los cálculos de la OMS: cuatro o cinco millones de pacientes hospitalizados, de los que cerca de 100.000 estarán en estado crítico y necesitarán cuidados intensivos. Los hospitales africanos ya trabajaban al límite de sus capacidades antes de la pandemia, y esa avalancha de pacientes graves los va a desbordar. África tiene algunas peculiaridades que reducen la incidencia de covid-19, entre ellas que la población es mucho más joven que la europea, pero la investigación de la OMS ya ha descontado esos efectos. Las perspectivas son muy malas si los países occidentales no arrimamos el hombro.

El mundo desarrollado está en la fase cero de una recesión económica con pocos precedentes históricos, y la psicología humana nos empuja a encerrarnos en nuestra concha y dedicar los recursos a paliar nuestra propia miseria. Pero ese automatismo zoológico solo puede conducirnos por el tubo abajo hasta un mundo que no solo será peor que el anterior, sino que lo será por la misma miopía prehistórica de siempre.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS