Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Freixenet se desprende de la marca de champagne francés Henri Abelé

La nueva dirección de la empresa, administrada por Henkell, decide vender una de las bodegas más antiguas de Reims

freixenet
Fachada de las bodegas ferixenet en Sant Sadurní d'Anoia.

Freixenet ha firmado la venta de Henri Abelé, una histórica bodega especializada en la producción de champán y que está ubicada en la zona de Reims (Francia). El sello era propiedad de Freixenet desde 1985 y venía elaborando 300.000 botellas anuales. Pese a tener un impacto menor en el volumen de negocio del grupo, en total Freixenet mueve unos 100 millones de botellas, daba lustre a la cartera de productos de la compañía, ya que Henri Abelé atesora una larga tradición vitivinícola, fue creada en 1757, y es la tercera bodega de champán más antigua de la zona de Reims. Presume de ser "el proveedor de varias cortes reales de Europa", caso de Bélgica y España, y afirma que su champán se sirve en las grandes instituciones de la República francesa, como el senado y las embajadas. Más allá de las altas esferas, sus ventas se concentran, básicamente, en el exigente mercado francés.

La operación se produce justo cuando se acerca el primer aniversario de la entrada del grupo alemán Henkell en el capital de la empresa catalana. Los germanos pagaron 220 millones de euros por apropiarse del 50,7% de las acciones de la histórica bodega de Sant Sadurní y, entonces, José Luis Bonet, presidente de Freixenet, vaticinó que Henkell ayudaría a "fortalecer" la empresa y aportaría "una presencia internacional mucho más fuerte". Henkell es líder mundial en prosecco, un sucedáneo espumoso de escasa calidad y bajo precio. Al comprar Freixenet se aseveró que la alianza Henkell-Freixenet no iba a empañar la campaña de imagen trabajada desde Freixenet, y que trataba de asociar la marca a calidad y exclusividad para alejarse de la idea de alcohol barato. "Ambas empresas comparten un profundo respeto por la tradición, calidad y continuidad", se dijo tras la firma.

El nuevo propietario de Henri Abelé es la bodega Nicolas Feuillatte. Es muy popular en Francia, ha sido el champagne más consumido durante años, y goza también de muy buena penetración en el mercado internacional de champagnes. Las partes han acordado no dar ningún detalle financiero de la operación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >