Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra desafía a la Junta Electoral con otra pancarta a favor de los presos

El órgano que regula los procesos electorales pide otro informe al Gobierno sobre los "nuevos elementos" colgados por la Generalitat

Trabajadores cambian la pancarta por otra sin el lazo amarillo. En vídeo, de los lazos a las vacas, ovejas, mariposas y flores amarillas.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha tapado esta mañana el lazo amarillo que lucía en el Palau de la Generalitat con otra pancarta con el lema "Libertad presos políticos" y otro lazo, en este caso blanco con una franja roja. Torra intenta así burlar la prohibición de la Junta Electoral Central (JEC), que considera el lazo amarillo como un símbolo partidista que no puede ocupar la fachada de las instituciones durante el periodo electoral. Además de la pancarta sobre los presos, ha colocado otra en una ventana anexa que reza: "libertad de expresión". Sin esperar a que la JEC se reúna esta tarde para valorar el grado de cumplimiento de su requerimiento, Ciudadanos ya ha presentado una nueva denuncia ante este órgano contra la nueva pancarta, a lo que Torra ha respondido con un nuevo escrito a la JEC en la que le pide que desestime la denuncia, alegando que no hay estelades o lazos amarillos. La entidad Sociedad Civil Catalana ha denunciado ante la Fiscalía por entender que ha desobedecido a la Junta Electoral.

La JEC ordenó hace diez días, a petición de Ciudadanos, que todos los edificios de la Generalitat estuvieran libres de la simbología que el independentismo ha adoptado los últimos meses para reivindicar la libertad de los presos del procés. La prohibición entraba en vigor el martes por la tarde, pero Torra ha esperado hasta esta mañana para dar una respuesta. Y se ha limitado a modificar la pancarta que lucía en el balcón de la Generalitat por otra casi idéntica. El único cambio es que el lazo ya no es de color amarillo, sino blanco con una franja roja. Y eso que Torra, horas antes, se había comprometido a obedecer las recomendaciones del Síndic de Greuges, el equivalente al Defensor del Pueblo en Cataluña, que le había instado a retirar los símbolos.

A las tres de la tarde, los departamentos de la Generalitat habían respondido de manera desigual a la petición de la Junta. En la mayoría seguían ondeando símbolos en solidaridad de los presos colocados por grupos de funcionarios durante los últimos meses. El Departamento de Interior ha añadido la nueva pancarta con el lazo blanco que también ondea en la sede de la Generalitat. Lo mismo ha hecho el Departamento de Economía, que dirige el republicano Pere Aragonès. El Departamento de Empresa, hasta ahora empapelado con lazos amarillos, también ha colgado el lazo blanco. Igual han actuado los responsables de Cultura. En Agricultura, también en manos de ERC, no hay ninguna gran pancarta pero sí recortes amarillos con formas animales y vegetales. Otro departamento dirigido por Esquerra Republicana, Justicia, también ha sustituido los lazos que había pegados en los cristales por otros carteles pequeños con el nuevo lazo blanco. Aquí no ondea la pancarta de mayor tamaño que Torra ha distribuido por todas las consellerias. En el Departamento de Salud han sustituido los lazos amarillos por cartulinas del mismo color que forman la frase “Tú ya me entiendes”, informa Jessica Mouzo. En la fachada principal, hay un gran lazo blanco.

La JEC, en su resolución del pasado lunes, pedía retirar "banderas estelades y lazos amarillos", sin alusión expresa a las pancartas, pero dejaba claro que la razón de prohibir esos símbolos durante el periodo electoral en sedes institucionales es el mensaje político que encierran: "Pretende recordar que dirigentes o candidatos pertenecientes a formaciones políticas que se presentan a las próximas elecciones se encuentran en situación de prisión preventiva".  En departamentos como el de Interior, grupos de funcionarios organizados en asamblea han reivindicado esta mañana en las redes sociales su derecho a mantener pancartas y fotografías de los presos asegurando que la prohibición solo hace referencia a las banderas independentistas y a los lazos amarillos.

Arrimadas defiende que Bal fue "purgado por defender la democracia"

La presidenta de Ciudadanos ha comparecido a las puertas del Parlament acompañada de Edmundo Bal, un fichaje del partido para ir a las listas de las elecciones generales en cuarta posición por Madrid. Arrimadas ha presentado a Val como "el abogado del Estado que fue purgado por Sánchez porque quería mantener la acusación de delito de rebelión" en el jucio del procés. "Lo purgaron por querer defender la democracia", ha dicho. Arrimadas ha recordado que Sánchez también defendía la acusación de rebelión, pero que cambió de criterio cuando llegó a la Moncloa tras su acuerdo con los partidos independentistas. Preguntada por si considera que la actual abogada del Estado que ejerce en el juicio en el Tribunal Supremo no defiende la democracia, Arrimadas ha evitado responder.

El máximo órgano electoral, que ya advirtió a Torra de que podría ser denunciado por desobediencia, tiene convocada una reunión para las 17.00 horas de este jueves. Esta mañana, la JEC ha pedido a la Delegación del Gobierno en Cataluña que antes de las 16.00 le envíe un informe, con fotografías, sobre "el grado de cumplimiento del acuerdo de retirada de lazos amarillos y bandera esteladas, y si han sido sustituidos por otros elementos", informa Anabel Díez.

Sin esperar a que se celebre esta reunión, Ciudadanos ya ha presentadouna nueva denuncia ante la JEC para que el órgano obligue a retirar, también, la nueva pancarta que cuelga del balcón de la Generalitat. "Han pasado olímpicamente de lo que les dijo la Junta Electoral. ¿Qué se pensaban, que engañarían a alguien con la nueva pancarta? Esto es un insulto a media Cataluña", ha dicho la líder de la oposición, Inés Arrimadas.

Antes, en el pleno del Parlament, el portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, había asegurado a los grupos independentistas que "no vale ninguna astucia, porque el objetivo es que las instituciones sean neutrales". También ha explicado que su partido ya ha pedido información sobre quién ha confeccionado y con qué dinero se ha pagado la nueva pancarta, "por si Torra podría haber incurrido en un delito de malversación". El pleno de este jueves ha estado marcado por la comparecencia del Síndic de Greuges. Aunque estaba convocado para presentar el informe de su institución correspondiente a 2018, buena parte de las intervenciones de los partidos políticos han versado sobre la gestión de la polémica de los lazos. Ciudadanos ha pedido la dimisión de Ribó, a quien ha acusado de ayudar a Torra a "urdir un plan de salida medio honroso con sus adeptos".

Los lazos siguen en los edificios

Torra había dicho este miércoles que el lazo amarillo sería retirado en cumplimiento de la recomendación del Síndic de Greuges. También advirtió que actuaría "manteniendo la libertad de expresión". En ello pretende ampararse para justificar la nueva pancarta.  Además de esta, Torra ha colgado una segunda reclamando "libertad de expresión" y utilizando el logotipo que el grupo teatral Joglars, con Albert Boadella al frente, popularizó en 1977 para denunciar la censura.

La orden de la Junta Electoral afecta a todas las dependencias de la Generalitat. Algunos departamentos ya habían modificado los símbolos en las últimas horas. En el de Agricultura, por ejemplo, en manos de Esquerra Republicana, han aparecido figuras de cartulina amarilla con forma de flores, tractores, soles, abejas, gallos, conejos, peces y otro tipo de animales. Solo en alguna ventana se mantienen los lazos. El responsable de seguridad del Departamento de Salud ha explicado que no ha recibido ninguna indicación para quitar los lazos que lucen a su entrada, aunque desde la gerencia del edificio le han ordenado que se retiren en el caso de que algún trabajador proteste para evitar cualquier tipo de confrontación.

También continúan en su sitio los dos enormes lazos en el acceso al Departamento de Territorio y Sostenibilidad, junto al mural con los rostros de los líderes independentistas procesados y el contador, actualizado a 521, por los días que llevan en prisión los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. En la recepción también niegan haber recibido ninguna orden para retirarlos. “Es algo que ponen los compañeros y a nosotros no nos han dicho nada”, comenta uno de los funcionarios. En el Departamento de Justicia los carteles con el lema "Llibertat presos politics" permanecen colgados en las ventanas, junto a varios lazos y collages con fotografías de los políticos presos y huidos al extranjero. Tampoco se han movido los dos grandes lazos del primer y segundo piso del edificio del departamento de Vicepresidencia y de Economía y Hacienda.

De madrugada, dos empleados municipales de limpieza han quitado los lazos atados a las vallas que protegen la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, en la misma plaza Sant Jaume. Empezaron a las 3.15 y acabaron en 10 minutos, tras los cuales borraron los lazos dibujados con pintura sobre el suelo de la plaza. Mientras lo hacían, había con ellos dos guardias urbanos. Una patrulla de Mossos ha custodiado la puerta de la Generalitat toda la noche y, a primera hora de la mañana, el vehículo que ocupaban ha entrado en el Palau. Pero sobre las 4.00, un activista volvió a colocar lazos amarillos: siete atados a las vallas que protegen el Ayuntamiento y uno ante las que protegen la Generalitat. Pasadas las siete de la mañana, seguía en el balcón de la Generalitat la pancarta con el lazo amarillo y la leyenda "Llibertat presos polítics i exiliats. Free political prisoners and exiles".

Torra lazos amarillos ver fotogalería
Fachada de Agricultura, con figuras de color amarillo en las ventanas.

“Es muy triste, no existe la neutralidad”

“Lo vivimos con mucha tranquilidad, de vez en cuando aparece un loco y quita los carteles, pero nosotros nunca nos enfrentamos. Ayer vinieron y arrancaron las fotografías de los presos de la entrada. Nos tendríamos que respetar, yo si paso un sitio muy facha a mí me da igual lo que hagan”, señala Montse Ramírez, trabajadora del departamento de Agricultura.

En cambio, Ana que trabaja en el departamento de Acción exterior, Relaciones institucionales y prefiere no dar su apellido dice vivir todo este conflicto con pena, “es muy triste todo lo que está pasando, porque hemos llegado a un momento en el que no existe la neutralidad, porque poner el lazo te sitúa en un bando y quitarlo en el de enfrente”. Esta trabajadora comenta que no han recibido órdenes de ningún superior sobre el asunto de las pancartas políticas y explica que el próximo 26 de marzo la asamblea de trabajadores decidirá qué postura tomar frente a este asunto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información