Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pepu Hernández, elegido candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid

El candidato oficialista supera el 50% de apoyos y gana las primarias socialistas en primera vuelta

Pepu Hernández tras conocer los resultados de las primarias del PSM. Detrás, desde la izquierda, Chema Dávila, Manuel de la Rocha y José Manuel Franco. En vídeo, declaraciones de Hernández.

El exseleccionador de baloncesto José Vicente Pepu Hernández (Madrid, 61 años) suma una nueva victoria a su palmarés. El candidato elegido por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha ganado la confianza de los militantes socialistas en poco más de un mes y este sábado ha ganado las primarias a la alcaldía de Madrid con el 64,28% de los votos, como adelantó EL PAÍS. Al haber superado el ganador el 50% de los votos, no habrá segunda vuelta. Sus contrincantes, Manuel de la Rocha y Chema Dávila, se quedaron fuera de la contienda con un 22,35% y un 13,37% de los sufragios.

Tras el anuncio oficial de los resultados a las nueve de la noche en la sede del PSOE en Madrid (PSM), Hernández compareció ante la prensa, junto a De la Rocha y Dávila. Satisfecho por su victoria, confió en crear un equipo “que no solo tenga potencial en sí mismo por el liderazgo del partido socialista”, sino que sea capaz “de llegar a más gente, de aportar ideas”. “Vamos a ser muy exigentes con nosotros mismos, porque también sabemos que van a ser exigentes con nosotros”, manifestó. El exentrenador espera que el PSOE recupere “fuerzas” en las próximas elecciones con un proyecto que promete liderar con “pasión” e “ilusión”. El ya candidato socialista a las elecciones municipales defendió a las siglas del PSOE, que representan desde su punto de vista “tradición pero también futuro”.

“Hoy hemos conseguido el primer tramo que nos va a llevar a la alcaldía de Madrid”, afirmó el secretario general del PSM, José Manuel Franco, en la sede de la calle Buen Suceso. “Nada es imposible”, dijo sobre la posibilidad de superar a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en las elecciones del 26 de mayo. De la Rocha y Dávila dieron la enhorabuena al ganador y se comprometieron a trabajar para convertirle en el próximo alcalde de Madrid.

Franco destacó que estaban llamados a participar 5.290 afiliados socialistas en la ciudad y ejercieron el derecho al voto 2.692, el 50,51%, un dato que contrasta con el 20% que votó este sábado en las primarias de Ciudadanos para elegir a Inés Arrimadas en Barcelona y el 32% que movilizó Albert Rivera. En las primarias socialistas se han contabilizado cuatro votos nulos y 28 en blanco. Con el triunfo de Hernández gana también Sánchez, con quien el exseleccionador intercambió ayer mensajes a través del móvil.

Hace 30 años que el PSOE no gobierna Madrid, desde la moción de censura contra Juan Barranco en 1989, y sus resultados se han encogido progresivamente desde 2003. El líder socialista buscó durante meses una candidatura potente para la capital, pero lo que consiguió fue una ristra de negativas de figuras como los ministros Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles, la exministra y presidenta del PSOE Cristina Narbona y del ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba.

Apuesta de Pedro Sánchez

El 29 de enero pasado, el partido anunció su apuesta por el exseleccionador, que compartía con el secretario general su pasión por el baloncesto y el Estudiantes del colegio Ramiro de Maeztu, donde ambos fueron alumnos. El PSOE se volcó en la presentación del candidato el pasado 3 de febrero en el Teatro de La Latina, con Sánchez en persona dándole su aval. Ese apoyo podía ser sin embargo un arma de doble filo en un partido donde ni los paracaidistas ni los candidatos oficialistas son siempre bienvenidos. El secretario general del PSOE, después de su dimisión en el convulso comité federal del 1 de octubre de 2016, fue reelegido como el representante de las bases frente al poder orgánico.

Los adversarios de Hernández centraron su campaña en sus décadas de militancia y su trayectoria política frente a la bisoñez del recién llegado. Durante este periodo se quejaron en varias ocasiones por la supuesta falta de neutralidad del partido y sugirieron que los resultados de la recogida de avales —en los que Hernández logró el máximo, seguido por De la Rocha y Dávila— no se traducirían en votos, como finalmente sí ha sido. Franco insistió ayer en que esta ha sido una “campaña limpia” y enfatizó que el PSOE designa a sus candidatos con el voto “libre, directo, secreto y en urna”.

Los socialistas parten por primera vez como segunda fuerza de la izquierda en Madrid y necesitan un candidato que recupere los votos que en 2015 se fueron a la candidatura de Manuela Carmena. Entonces, Ahora Madrid logró el 31,85% de los votos de la capital frente al 15,25% de Antonio Miguel Carmona, el candidato de entonces, mientras en la Comunidad Ángel Gabilondo tuvo un 25,5% de apoyos. La situación del grupo municipal en este mandato no ha ayudado para coger ese impulso que necesitan. Con el apoyo que han prestado al gobierno de Carmena su acción ha quedado desdibujada incluso cuando algunas de las iniciativas más importantes, como Madrid Central, han sido propuesta suya.

El partido espera ahora remontar con una candidatura fuerte. Aspira además a situarse en una posición favorable cuando llegue el momento de suceder a la alcaldesa, que si revalida su cargo con 75 años, difícilmente concurrirá a un tercer mandato. Pepu Hernández ha ganado su primer partido en política, pero le queda la gran final del 26 de mayo.

Victoria rotunda en la mayoría de agrupaciones

La estrategia de Hernández ha sido tratar de generar ilusión entre la militancia en sus encuentros en las 22 agrupaciones de la capital. Los resultados demuestran que lo ha conseguido. El candidato ha ganado por mayoría en casi todas. Según los resultados preliminares, solo se le ha resistido la del distrito de Centro, donde Chema Dávila es secretario general, y ha logrado 122 votos frente a los 77 de Hernández, y la de Moratalaz, donde el concejal lanzó su campaña para la recogida de avales y ha logrado 29 apoyos, frente a los 19 de Hernández y De la Rocha. En Latina, la mayor agrupación de la capital con unos 500 afiliados, Pepu Hernández ha arrasado con 179 votos, De la Rocha 21 y Dávila 4. El exalcalde de Fuenlabrada logró sus mejores resultados en San Blas-Canillejas y Chamberí, con 64 y 60 votos, respectivamente.

Como exentrenador, Hernández ha logrado motivar a la militancia y ha suplido la falta de veteranía en política con la promesa de que formará un equipo con talento suficiente para desarrollar las soluciones que necesita la ciudad. En su campaña, se ha centrado en la desigualdad y en problemas como la movilidad, las dificultades de acceso a la vivienda y el medio ambiente. Sus oponentes, que estuvieron más sueltos en el debate de primarias del pasado jueves y llegaron a la jornada de votación “confiados” y “optimistas”, según manifestaron, no convencieron a las bases para liderar el PSOE en Madrid, a quien algunos sondeos sitúa como quinta fuerza, por detrás de Vox.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información