Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE acumula negativas de destacados dirigentes a optar a la alcaldía de Madrid

Rubalcaba, Marlaska, Borrell, Robles y Narbona han declinado encabezar la candidatura de los socialistas en las elecciones municipales del 26 de mayo

Alfredo Pérez Rubalcaba, en un acto.
Alfredo Pérez Rubalcaba, en un acto. EFE

La candidatura del PSOE al Ayuntamiento de Madrid se le continúa atragantando a Pedro Sánchez. A menos de cinco meses para las elecciones municipales del 26 de mayo, el presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas acumula varias negativas, algunas de ellas sonadas como la de Alfredo Pérez Rubalcaba. Fernando Grande-Marlaska, Josep Borrell, Margarita Robles y Cristina Narbona también han declinado encabezar las listas en la capital, donde el PSOE no gobierna desde la moción de censura contra Juan Barranco en 1989.

La fecha crítica para zanjar quién será el cabeza de cartel del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid se aproxima mientras Ferraz maneja cada vez menos opciones. Los tiempos que contempla el PSOE para resolver es la principal enigma que el partido tiene pendiente antes de la cita electoral de mayo —con permiso de la candidatura a las europeas, que a Sánchez le gustaría que liderase el ministro de Exteriores— establecen la primera semana de marzo como límite. Las fuentes más optimistas del Gobierno y del PSOE esperan que la decisión se anuncie a finales de enero.

Quien dé el paso afrontará un escenario inhóspito en el que tendrá como reto competir por el electorado de izquierdas con la alcaldesa, Manuela Carmena, que en septiembre confirmó su intención de presentarse a la reelección. El candidato del PSOE partirá además de una posición de desventaja, ya que tendrá que remontar el resultado de 2015, cuando los socialistas fueron relegados como la tercera fuerza más votada y firmaron su peor resultado en la capital. La candidatura del socialista Antonio Miguel Carmona obtuvo 249.152 votos (15,28%), 115.000 menos que la de Jaime Lissavetzky en 2011 (23,93%). De 15 ediles pasó a tener nueve.

“Un castigo divino”, ironiza Ciudadanos

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ironizó este miércoles con la resistencia que la dirección del Partido Socialista está encontrando para designar a su candidato en la capital. “Parece ser un castigo divino que te designen el candidato del PSOE”, afirmó.

Villacís consideró “raro” que “nadie” tenga aparentemente “el deseo, las ganas y la ilusión de tener un proyecto para la ciudad”. El único en postularse hasta el momento es Manuel de la Rocha, exalcalde de Fuenlabrada, exconsejero de Educación de la Comunidad de Madrid y exdiputado en el Congreso.

En el PSOE insisten en que, al igual que ellos, el PP tampoco ha despejado su candidatura en el Ayuntamiento de Madrid. El portavoz popular en la capital, José Luis Martínez-Almeida, no tiene garantizado el apoyo de la dirección que preside Pablo Casado. Pero el PP mantiene una estrategia más discreta a diferencia del carrusel de nombres en el PSOE.

La decisión de la federación socialista madrileña, el pasado septiembre, de dejar abierta la posibilidad de celebrar, después de noviembre, las primarias de las que tendrá que salir su candidato al Ayuntamiento, prueba las dificultades de encontrar un aspirante. La dirección federal del PSOE aprobó semanas después hacer una excepción y aplazar las primarias sin fecha fija. “Madrid es una plaza estratégica, la dejamos para un proceso singular más adelante”, alegó José Luis Ábalos, secretario de Organización. La candidatura de la capital fue la única que se postergó en la presentación de los cabezas de lista en las localidades madrileñas de más de 20.000 habitantes, el pasado el 16 de diciembre.

Pese a que Ábalos destacó el carácter “estratégico” del Ayuntamiento madrileño y reiteró que no se trata de “cualquier alcaldía”, hasta ahora todos los nombres tanteados por Sánchez han declinado el ofrecimiento. El último en hacerlo ha sido Rubalcaba, según adelantaron El Huffpost, La Vanguardia y Colpisa y confirmaron fuentes socialistas. Antes que el exsecretario general del PSOE y exministro del Interior rechazaron la oferta referentes como la presidenta del partido, Cristina Narbona. Sánchez también se lo planteó a Josep Borrell, con la misma respuesta, según fuentes conocedoras de las conversaciones. Tampoco cuajó la opción de la actual ministra de Defensa, Margarita Robles. Sánchez propuso además a Marlaska ser candidato por Madrid antes de nombrarlo ministro. “Interior colma las pretensiones de un niño de barrio de Bilbao”, se descartó él mismo el mes pasado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >