Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSM “no está satisfecho” con el resultado de Carmona

Simancas descarta un acuerdo con Aguirre que hiciera alcalde al candidato socialista

Antonio Miguel Carmona el pasado domingo en el Circulo de Bellas Artes
Antonio Miguel Carmona el pasado domingo en el Circulo de Bellas Artes.

El PSM ha hecho oficial este mediodía oficial lo que hasta ahora reconocían en todos los mentideros socialistas: que el resultado de Antonio Miguel Carmona en el Ayuntamiento de Madrid se quedó muy por debajo de las expectativas. "No estamos satisfechos con los resultados", ha resumido el presidente de la gestora, Rafael Simancas, que ha descartado un potencial pacto con el PP de Esperanza Aguirre, que capacitara a Carmona para ser elegido alcalde: "No entra dentro de nuestras opciones el apoyo de Aguirre a Carmona". Por si quedaban dudas de la postura de la gestora del PSM, su presidente ha repetido que habían sido "la tercera fuerza", con una actitud muy fría hacia el cabeza de lista en la capital. Preguntado sobre la posibilidad de que Carmona dimitiera, Simancas ha subrayado que ni se le ha pedido ni la ha presentado.

El PSOE quedó en el Ayuntamiento relegado a la tercera posición, por detrás de Ahora Madrid con el 15,28% de los votos (249.152) y nueve concejales. A varias lunas de distancia del registro de Jaime Lissavetzky en 2011, cuando fue segunda fuerza con el 23,93% (364.600 papeletas) y 15 ediles. Por su parte, Esperanza Aguirre logró 563.292 votos (34,55%) y 21 concejales, mientras que la plataforma que encabeza Manuela Carmena obtuvo 519.210 (31,85%) y 20 ediles. Ciudadanos, que debutaba, se quedó a solo dos concejales del PSOE, con 186.059 votos (11,41%). A Carmona le resprochan haberse desfondado en la campaña, que inició en verano del año pasado, y haber sido disperso en la exposiciñón de su programa en vez de haberse centrado en varias propuestas.

En contraposición a los números de Carmona "nada satisfactorios", la federación socialista madrileña fue la única que en las elecciones autonómicas, en las que el PSOE concurría a 13 Parlamentos regionales, mejoró en votos y escaños. En la capital, sin embargo, no fue la lista más votada en ninguno de los 21 distritos. Ni siquiera en Puente de Vallecas, tradicional bastión socialista.

Mientras, Gabilondo impulsó al PSOE en la Asamblea hasta los 804.692 votos (25,44%) y 37 escaños, mejorando en siete puntos las cifras de las elecciones europeas de hace un año -las cuartas peores de España (18,94%)- y sobre todo las de Tomás Gómez en 2011. Entonces, el PSOE batió el peor registro de su historia en la Comunidad con 786.297 votos (26,27%) y 36 escaños. El resultado del domingo animó al PSM a pedir el apoyo de Podemos (27 diputados) y de Ciudadanos (17) para formar gobierno. La candidata del PP, Cristina Cifuentes, consiguió 48 diputados y necesita que el partido de Albert Rivera vota a su favor para ser investida presidenta: ambas formaciones suman 65 diputados, la marca que otorga la mayoría absoluta en el Parlamento regional. "Gabilondo tiene capacidad para formar Gobierno", ha referido Simancas, que apeló a la posibilidad de un cambio que no se daba desde 2003. Entonces PSOE e IU lograron la mayoría necesaria, pero el tamayazo obligó a una nueva convocatoria electoral que dio la mayoría absoluta a Aguirre.

Aunque no ganó las elecciones, Gabilondo, que no es militante socialista, acabó el domingo por la noche con los rescoldos del tomasismo que aguardaban para revolucionar el avispero del PSM. "Por primera vez en mucho tiempo, no hay un frente interno", coinciden en Ferraz y Callao. Eso sí, dentro del PSOE y del PSM muchos no perdonan a Carmona su relación "de amistad" con Gómez, destituido el 11 de febrero tras perder la confianza de Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. En tres meses, Gabilondo, mejoró sus resultados, cuando en el PSM firmaban los 30 escaños.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información