Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez propuso a Marlaska ser candidato por Madrid antes de nombrarlo ministro

El juez se descarta para las elecciones municipales: “Interior colma las pretensiones de un niño de barrio de Bilbao”

El ministro Fernando Grande-Marlaska, en un desayuno informativo este jueves.

El ministro del Interior,  Fernando Grande-Marlaska, se ha descartado este jueves como posible cabeza de cartel del PSOE a la alcaldía de Madrid. “Interior colma las pretensiones de un niño de barrio de Bilbao”, ha asegurado al ser preguntado en los desayunos de Europa Press sobre una supuesta oferta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que se presente a las elecciones municipales del próximo mes de mayo. Grande-Marlaska sí ha admitido que conoció a Sánchez tres semanas antes de que triunfase la moción de censura contra Mariano Rajoy y este fuera elegido presidente del Gobierno, y que fue, precisamente, para ofrecerle encabezar la candidatura socialista al consistorio en la capital. "Posteriormente evaluó mis aptitudes y me pidió que admitiera la cartera de Interior. Y lo he asumido. Colma las pretensiones de un ciudadano español, de un niño de barrio de Bilbao", ha asegurado. Marlaska ya había deslizado antes que su intención es seguir al frente de la cartera al augurar que le queda "mucho recorrido en el ministerio".

Sobre los temas de su departamento, el ministro ha confirmado la pretensión del Gobierno de abordar ahora con "premura" los aspectos "más lesivos" de la llamada ley mordaza, y dejar uno de los puntos más polémicos de la norma, las devoluciones en caliente de inmigrantes en frontera, para una posterior reforma de la ley de Extranjería una vez que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo se pronuncie sobre el recurso que el Gobierno presentó a la condena por la repatriación exprés de dos subsaharianos en Melilla. La inmigración se ha convertido, de hecho, en uno de los puntos fundamentales de la intervención de Marlaska, en la que ha cargado duramente contra sus dos antecesores en el cargo, los populares Jorge Fernández Díaz y Juan Ignacio Zoido.

Sin citarlos, el ministro ha criticado su falta de "diligencia" y "previsión" para afrontar "un incremento exponencial" del número de llegadas de sin papeles por mar —53.382 inmigrantes en lo que va de año, "tantos como en los tres años anteriores"— que era previsible al cambiar las rutas de la inmigración irregular tras el cierre de fronteras de Turquía. Marlaska ha negado que haya habido un "efecto llamada" tras la llegada del PSOE al Gobierno, y prefiere hablar de "efecto huida". Por ello, ha abogado por incrementar la colaboración con los países de origen y tránsito de estos inmigrantes para impedir que "cientos de miles de personas se lancen al Mediterráneo". En este sentido, ha recordado que España cumplirá con sus "obligaciones de rescate" en el mar y ha apostado por un "trato humanitario" a los que llegan con la mejora de la Oficina de Asilo, los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Sobre la eliminación de las concertinas, uno de los anuncios que hizo al asumir la cartera, Marlaska ha asegurado que decidirá en breve el sistema que las sustituirá entre tres proyectos que tiene sobre la mesa.

El ministro del Interior también ha criticado al anterior ejecutivo del PP por el supuesto abandono que sufría la zona del campo de Gibraltar y que, en su opinión, había hecho que la situación en esta zona de la costa gaditana fuera "insostenible" por la "impunidad" con la que actuaban las organizaciones del narcotráfico "amedrentando a la población y enfrentándose a las Fuerzas de Seguridad del Estado". Marlaska ha enumerado las medidas que ha puesto en marcha en los cinco meses que lleva en el cargo para poner coto a esta situación y ha anunciado una inversión de 7,5 millones de euros en medios para la Policía Nacional y la Guardia Civil. También ha destacado el incremento de efectivos de ambos cuerpos, que actualmente cuentan en la zona con unas plantillas de 973 y 1.159 agentes, respectivamente.

Marlaska también ha hecho hincapié en sus decisiones para acabar con las que ha calificado "etiquetas muy negativas" en la Policía, en clara referencia a la llamada brigada patriótica. En referencia a las grabaciones del comisario jubilado José Manuel Villarejo que han puesto en aprietos a su compañera de gobierno, la ministra de Justicia Dolores Delgado, y provocó la salida de la política de la popular María Dolores de Cospedal, el responsable de Interior ha advertido que el ejecutivo y las Fuerzas de Seguridad "tienen resortes suficientes para que nadie pueda poner en jaque" al Estado. El ministro ha criticado duramente que Zoido hubiera eliminado la figura de los directores adjuntos operativos de la Policía y Guardia Civil, que él ha recuperado ahora. Para el máximo responsable de Interior la estructura policial heredara del PP perjudicaba la necesaria "compenetración" entre los cuerpos policiales y su eficacia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información