Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior admite incumplimientos en la entrega de inmigrantes en la frontera de Irún

El ministro Grande-Marlaska asegura que policías franceses entran en territorio español para devolver a subsaharianos

Agentes de la policía francesa interceptan este jueves a inmigrantes subsaharianos en la frontera de Irún.
Agentes de la policía francesa interceptan este jueves a inmigrantes subsaharianos en la frontera de Irún.

El ritmo de arrestos de inmigrantes, mayoritariamente subsaharianos, en la frontera francoespañola de Irún (Irún) sigue en aumento, a un ritmo de "unas 15 detenciones cada hora", según la Policía francesa. Esta actuación está ocasionando que los recursos de acogida dispuestos por las instituciones públicas en la citada localidad se han visto desbordados. La última noche han sido atendidas y pernoctado 78 personas, cuando la capacidad máxima es de 60, asegura Peio Aierbe, de SOS Racismo Gipuzkoa.

La Policía francesa tiene instalado un puesto de control permanente en la autopista que cruza la frontera y realiza inspecciones puntuales en otros puntos de la muga para tratar de impedir el paso de inmigrantes "irregulares". Muchos de los subsaharianos que son interceptados por los agentes y devueltos a territorio español tratan, acto seguido, de burlar la presencia policial buscando otros pasos que encuentran desguarnecidos para pisar territorio francés. Es una situación que se repite a diario.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha admitido hoy que se están produciendo devoluciones de inmigrantes desde Francia a España que incumplen los acuerdos entre ambos países, si bien ha planteado que son "absolutamente puntuales" y que esa situación va a ser corregida. La creciente presencia de inmigrantes en esta zona ha levado a las autoridades de ambos países a fijar una reunión, aún por determinar su fecha, entre el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, y el prefecto de la Gendarmería francesa para tratar esta cuestión.

Dos subsaharianos que habnían sido interceptados por la policía francesa tratan de cruzar la frontera por un paso prohibido en Biriatou.
Dos subsaharianos que habnían sido interceptados por la policía francesa tratan de cruzar la frontera por un paso prohibido en Biriatou.

El ministro ha recordado que existe un protocolo vigente desde el año 2002 y ha admitido que se están produciendo "acontecimientos" que son "absolutamente puntuales" y que "evidentemente deben de ser corregidos", informa Efe. Se ha referido a la entrada de policías franceses en territorio español para devolver a inmigrantes subsaharianos interceptados en aquel país.

Las mismas fuentes han asegurado que los protocolos entre ambos países "estaban funcionando" durante todo el verano, pero que se deben "corregir cualquier actuación que no se ajuste a lo establecido en la normativa bilateral, básicamente el convenio de 2002". Dicho protocolo establece que los migrantes deben ser entregadas por la policía francesa a la española en la comisaría conjunta hispano-francesa de Irún-Biriatou.

El artículo 7 del acuerdo firmado el 26 de noviembre de 2002 por el entonces ministro del Interior de España, Ángel Acebes, y su colega de Francia, Nicolas Sarkozy, establece que las "autoridades de frontera de cada una de las partes" readmitirán "inmediatamente en su territorio a los extranjeros presentados por las autoridades de frontera de la otra parte, dentro de las cuatro horas posteriores al paso de la frontera común".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >