Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vuelve a usar un convenio de 1992 para la expulsión exprés de 24 migrantes

Interior usa el mismo acuerdo con el que devolvió a 116 personas a Marruecos en agosto

Trabajadores de Cruz Roja atienden a los 30 inmigrantes de origen subsahariano trasladados a Melilla este viernes.
Trabajadores de Cruz Roja atienden a los 30 inmigrantes de origen subsahariano trasladados a Melilla este viernes. EFE

El Gobierno de Pedro Sánchez ha vuelto a utilizar un convenio que España firmó hace 26 años con Marruecos para la devolución exprés de 24 migrantes que llegaron en patera el pasado viernes a las islas Chafarinas. Es el mismo acuerdo que el Ministerio del Interior usó el pasado mes de agosto para expulsar a 116 subsaharianos que habían saltado la valla de Ceuta. La Delegación del Gobierno en Melilla ha confirmado este sábado que solo cuatro mujeres y dos menores del mismo grupo serán acogidos.

El grupo, de 30 personas, llegó a las islas Chafarinas, un minúsculo archipiélago de soberanía española a cuatro kilómetros de la costa marroquí. Desde allí, fueron trasladadas por Salvamento Marítimo hasta la ciudad autónoma, a unos 47 kilómetros de distancia. A mediodía del viernes, parte del grupo permanecía custodiado en la comisaría de la policía nacional. La devolución fue solicitada el mismo viernes en virtud del acuerdo hispano-marroquí firmado en 1992 por el entonces ministro del Interior, José Luis Corcuera. Ninguno de los varones adultos, que ya han sido enviados en helicóptero de vuelta a Chafarinas, donde serán recogidos por las autoridades marroquíes, ha solicitado asilo, según la Delegación del Gobierno. La protección del Estado ampara solo a mujeres, vulnerables a la trata de blanca, y menores, cuya tutela asume el Ejecutivo.

España se ha convertido en 2018 en el primer país receptor de migrantes sin papeles de la UE, por delante de Italia y Grecia, donde los acuerdos contraídos con Libia y Turquía han conseguido frenar su llegada. En lo que va de año, casi 43.500 personas han alcanzado las costas españolas, frente a las 14.195 de 2017, según datos del Ministerio del Interior. Otras 5.200 han conseguido cruzar la valla de Ceuta y Melilla, apenas 270 personas más que el año anterior.

Los peñones e islas de soberanía española, como las Chafarinas, se han convertido en un nuevo punto de llegada de pateras. Solo en los 10 últimos días de octubre, Salvamento Marítimo ha atendido a casi 1.400 personas que habían conseguido llegar a la isla de Alborán, a medio camino entre África y la costa andaluza, y perteneciente a la provincia de Almería. En las Chafarinas, el goteo ha sido igualmente constante a lo largo del verano. Más de un centenar de migrantes han sido devueltos a Marruecos en lo que va de año.

La devolución a Marruecos de personas arribadas a las islas y peñones españoles en costas africanas se activó en 2012 en virtud del convenio firmado por Corcuera, y ha sido intensiva desde 2014, con el fin de evitar la apertura de una nueva vía marítima de entrada a España de migrantes irregulares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información