Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El proyecto para las Cocheras de Cuatro Caminos arranca de nuevo

Después de subsanar errores el Ayuntamiento aprueba el plan parcial, que prevé la construcción de una torre de 31 pisos y de seis edificios de entre cinco y ocho plantas

El interior de las cocheras de Cuatro Caminos, de Antonio Palacios.
El interior de las cocheras de Cuatro Caminos, de Antonio Palacios.

El proyecto para convertir las antiguas cocheras de Cuatro Caminos en un complejo de viviendas con una torre de 31 pisos y seis edificaciones de entre cinco y ocho plantas, supera el primer trámite de su nuevo camino burocrático. El Ayuntamiento aprobó en junio el plan parcial para la reforma del espacio, pero tuvo que suspenderlo el pasado diciembre para subsanar errores que vienen del Gobierno de Ana Bolleta, en 2014. Este jueves, tras corregir las deficiencias, la Junta de Gobierno del Ahora Madrid vuelve a darle el visto bueno. Los plazos administrativos dependen de las alegaciones que reciba pero el plan definitivo podría aprobarse en el pleno antes de las elecciones, según fuentes municipales.

El proyecto deberá someterse de nuevo al periodo de información pública para recibir nuevas alegaciones. Este verano en ese mismo trámite el Ayuntamiento recibió 1.200 alegaciones de ocho asociaciones que consideran que el diseño incumple el plan general y no respeta el patrimonio histórico del conjunto, obra del reconocido del arquitecto Antonio Palacios, donde la promotora Residencial Metropolitan S. Coop. Mad plantea construir 443 viviendas. [Fotogalería: Las cocheras de Cuatro Caminos, patrimonio industrial en peligro]

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha admitido a trámite además dos recursos, uno en septiembre de 2018 y el otro en enero de este año, que buscan proteger la obra de arquitectura industrial. 

El plan parcial desarrolla la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid del Área de Planeamiento Remitido 07.02-M Cocheras Metro Cuatro Caminos, aprobada definitivamente el 26 de junio de 2014 por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. El acuerdo se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid poco después pero el texto no incluyó las fichas urbanísticas correspondientes. Al estar incompleto, el plan carece de valor normativo, según el Ayuntamiento. El que se aprobó en junio de 2018 arrastraba también ese error, por lo que el Consistorio publicó esas fichas urbanísticas el 30 de noviembre de 2018. Arreglado el problema, los trámites arrancan de nuevo.

El proyecto es el mismo de junio. La propuesta, según la corporación local, incorpora las exigencias del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid y ha sido examinada por la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural (CPPHAN).

Para garantizar la permeabilidad peatonal de la futura zona verde este plan rebaja la cota superior del parque en un metro respecto al proyecto de 2014.

El documento establece las alturas máximas de las seis edificaciones previstas, que serán de entre cinco y ocho como máximo. Sobre la torre, que podrá llegar hasta 31 plantas, la Comisión de Patrimonio pide que el proyecto de edificación tenga especial sensibilidad en el diseño, "dado que se encuentra en una zona de la ciudad consolidada y va a suponer un hito urbano relevante", según el Área de Desarrollo Urbano Sostenible.

El documento también tiene en cuenta, asegura el Ayuntamiento, la protección de tres elementos existentes en la parcela que el plan de Botella no contemplaba: la embocadura del túnel, los restos de fachada de la casa Tuduri a la calle Esquilache y el cerramiento lateral de la nave-cochera a la calle Esquilache. También se establece la posibilidad de trasladar la estructura de cubierta de las cocheras a un emplazamiento adecuado para su conservación.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información