Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Govern se apropia del dominio de internet .cat como “estructura de Estado”

La medida provoca un alud de críticas en las redes sociales por vincular el sufijo a una institución política

Quim Torra otorga la Creu de Sant Jordi a Carles Salvadó, presidente de puntCAT.
Quim Torra otorga la Creu de Sant Jordi a Carles Salvadó, presidente de puntCAT.

La Generalitat tiene previsto aprobar un acuerdo de Gobierno para reconocer el dominio de Internet .cat como “una estructura digital de Estado”. De esa forma, la consejería de Políticas Digitales quiere implicarse en la promoción de un sufijo que, con 13 años de historia, acumula más de 107.000 direcciones registradas, cifra que ha descendido por primera vez este año. El anuncio ha generado críticas en las redes sociales porque el .cat fue concebido para representar a la cultura y la lengua catalanas sin estar adscrito a ningún mapa político.

La decisión del Govern pretende premiar la “madurez” de un dominio y el papel que jugó la fundación puntCAT, de gestión privada sin ánimo de lucro, durante los preparativos del 1 de octubre, apuntan fuentes de la conselleria liderada por Jordi Puigneró. El objetivo del acuerdo, impulsado por el primer Departamento de Políticas Digitales, es dar un “empujón” al .cat, que ha visto truncado su crecimiento constante desde su creación, en 2006.

Una fundación “reprimida”

Puigneró hizo referencia a la Fundación puntCAT como “la primera infraestructura de estado digital”, “reprimida por el Estado español el 1-O”. Hizo referencia al cierre de páginas web con el dominio .cat por parte de la Guardia Civil en vísperas del referéndum. Josep Masoliver, responsable técnico de puntCAT, fue detenido y Manel Sanromà, que fue presidente de la fundación, también está imputado por el 1-O por su cargo entonces como director de Administració Oberta de Catalunya (AOC).

“El objetivo es que el dominio .cat sea el dominio propio de Cataluña en todas las administraciones”, aseguró Puigneró. La Generalitat usa el dominio (gencat.cat) desde su primer día, cuando Pasqual Maragall era presidente del Govern durante el tripartito. El uso del dominio también está extendido en las diputaciones y ayuntamientos catalanes. Aunque el acuerdo del Govern que está previsto que se apruebe este octubre— está pendiente de redacción, tiene como objetivo promover que el .cat se utilice en todos los “proyectos” en los que participe la Generalitat.

El .cat es uno de los dominios llamados genéricos, como el .com o el .net. Fue el primero del mundo que se concedió a una comunidad lingüística. No se trata de un sufijo territorial como los que tienen los estados como, por ejemplo, el .es en España o el .fr en Francia. El dominio que correspondería a una hipotética Cataluña independiente sería el .ct, que ya se promovía en la red a finales de los noventa.

Algunos internautas han acusado a la Generalitat de arrogarse los méritos de un distintivo que también quiere representar a los otros territorios de habla catalana, principalmente la Comunidad Valenciana, Baleares y Andorra. “Es vergonzoso que la Generalitat secuestre ahora un dominio que fue creado al margen de las instituciones. Indigno”, tuiteó el director de VilaWeb, Vicent Partal, que propició un alud de críticas.

El proyecto de la Generalitat “no excluye que ningún otro Gobierno pueda emprender iniciativas similares”, matizó puntCAT. En ese sentido, el presidente de la fundación, Carles Salvadó, anunció que a finales de mes los responsables de la entidad se reunirán con el Gobierno de Baleares. “Allí hay más trabajo por hacer”, constató ante la cifra del 2,63% de dominios registrados en las islas sobre el total, según datos de 2018 de la misma fundación. Valencia acumula el 1,11% de los registros y Andorra el 0,14%. Cataluña tiene la mayoría de direcciones: un 83,82%. La normativa del dominio requiere que las páginas web que alberga sean en catalán o promuevan la lengua. Ocasionalmente se cuelan algunas direcciones en el extranjero por el significado en inglés de cat (gato), como ilove.cat, kitten.cat o amazing.cat.

Un símil con la lengua

Salvadó considera que la Generalitat más que “apropiarse” del dominio “se lo hace suyo”. Hace un paralelismo: “El catalán es la lengua de Cataluña pero no es propiedad de Cataluña, la gestiona el Instituto de Estudios Catalanes. En líneas similares se pronunció en Twitter el exconseller de Cultura Lluís Puig, desde Bruselas. El presidente de puntCAT ha aclarado que la fundación seguirá manejando el registro de nuevas direcciones como hasta ahora, “sin ninguna aportación económica de la Generalitat”.

El proyecto de la Generalitat “no excluye que ningún otro Gobierno pueda emprender iniciativas similares”

Los responsables de la fundación puntCAT se han reunido esta semana con Puigneró y el president de la Generalitat, Quim Torra, para abordar el contenido del acuerdo. Los estatutos de la fundación recogen que su gestión excluye administraciones, partidos y sindicatos. Sin embargo, puntCAT, que este año ha recibido la Creu de Sant Jordi, se ha mostrado varias veces afín a los partidos independentistas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información