Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia apoya la propuesta de déficit del Gobierno a cambio de 850 millones de euros adicionales

Ximo Puig: "Hemos conseguido un cambio de actitud con hechos"

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante la presentación de un informe del IVIE. Ampliar foto
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante la presentación de un informe del IVIE.

La Comunidad Valenciana ha cambiado el sentido de su voto en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). De la abstención al voto favorable. El presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha interrumpido sus vacaciones para tomar las riendas de la negociación con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y respaldar la propuesta de estabilidad del Gobierno para aliviar el déficit autonómico a cambio de medidas que supondrán 850 millones de euros adicionales. Entre ellas, destaca el acuerdo por el que el Estado asumirá directamente la deuda del Consorcio Valencia 2007 que ronda los 350 millones de euros.

Puig ha defendido que el voto a favor de la propuesta del Gobierno obedece a un cambio de actitud para los "valencianos, los grandes marginados" del anterior Ejecutivo. "Hemos logrado un acuerdo por el cual solucionamos una de las grandes discriminaciones que ha sufrido la Comunidad Valenciana. Hemos conseguido un cambio de actitud con hechos", ha resaltado.  

Entre el aumento del déficit autorizado y las cantidades del IVA de las que dispondrán las autonomías gracias al acuerdo, la Comunidad Valenciana recibirá 500 millones de euros adicionales y una refinanciación de 1000 millones de euros de deuda. El Gobierno valenciano ha señalado que no es la solución definitiva, pero que sirve de alivio transitorio para las arcas autonómicas mientras se negocia el nuevo modelo de financiación. "La Comunidad está en la mesa de negociación y es respetada", ha indicado en referencia a la ausencia de Cataluña

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, ha celebrado el "compromiso histórico" alcanzado este miércoles en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, por el que el Estado asumirá directamente la deuda del Consorcio Valencia 2007. "Hoy los valencianos recibimos la noticia sin lugar a duda más importante de esta legislatura: el Gobierno de España por fin va asumir la deuda de La Marina", ha declarado Gómez.

Menos contentos se han mostrado los socios de gobierno del Ejecutivo valenciano, es decir, de Compromís, a pesar de que apoyan la decisión de Puig. Fuentes de la vicepresidencia, que ostenta Mónica Oltra, han manifestado que han conocido la modificación del voto cuando ya se había producido, un hecho al que han quitado importancia asegurando que es normal en una negociación de ese tipo. "Con el cambio se ha perdido la singularidad de la Comunidad Valenciana, que es la infrafinanciación que padece, y recibimos el mismo trato que el resto de autonomías. No es dinero en efectivo. Con este apoyo se demuestra que no estuvimos equivocados en abstenernos en la reunión anterior", han indicado a este diario desde la vicepresidencia del Gobierno valenciano. "Seguiremos trabajando para conseguir un sistema de financiación justo para los valencianos y durante el trámite parlamentario haremos nuestras propuestas", han declarado desde Compromís. Oltra ha preferido no hacer declaraciones sobre el asunto.

El vicesecretario general del Partido Popular portavoz en las Cortes Valencianas, Rubén Ibáñez, ha señalado que Puig ha abandonando los intereses valencianos. "A Puig se le ha acabado definitivamente el discurso de la financiación y con su cambio de voto se muestra sumiso al Gobierno socialista de Pedro Sánchez", ha indicado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información