Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat se ausenta de nuevo del Consejo de Política Fiscal

Pere Aragonès considera que no es un mecanismo "efectivo" y aboga por la bilateralidad

Pere Aragonès, en una imagen de archivo.
Pere Aragonès, en una imagen de archivo.

El Gobierno de Quim Torra insiste en reclamar la bilateralidad con el de Pedro Sánchez y rechaza las reuniones multilaterales a las que asisten todas las autonomías. Este jueves se reunirá de manera telemática el Consejo de Política Fiscal y Financiera y la Generalitat catalana no participará en el encuentro, tal y como ya anunció el pasado mes de julio que haría en estas convocatorias.

El vicepresidente y consejero de Economía, Pere Aragonès, ha enviado una carta a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la que explica los motivos de la ausencia de la Generalitat. “Son fundamentalmente los mismos que justificaron nuestra ausencia en las convocatorias anteriores y que hemos tenido ocasión de comentar en varias ocasiones”, razona Aragonès en la misiva.

El vicepresidente considera que el mecanismo vigente para la toma de decisiones del Consejo, así como la composición del pleno y la mayoría de votos reservada al Ministerio de Hacienda, dificulta que este organismo sea una herramienta útil para tomar acuerdos consensuados con las autonomías.

La Generalitat considera "más adecuado" la celebración de reuniones bilaterales",  como la Comisión Bilateral Estado-Generalitat que tuvo lugar el pasado 1 de agosto, para tratar los temas que afectan a la financiación catalana. Además, entiende que se ha de tener en cuenta el contexto político actual de Cataluña.

Aragonès argumenta en la carta a la ministra su “disconformidad” con la propuesta de objetivo de estabilidad presupuestaria para el conjunto de las comunidades, que el Gobierno prevé elevar en dos décimas en 2019, del 0,1% al 0,3%. El vicepresidente catalán considera que la nueva senda de déficit es “un avance positivo”, pero cree que el reparto de los objetivos de déficit entre los diferentes niveles de la Administración Pública “no únicamente son desproporcionados, sino que tampoco cumplen” lo establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Financiera.

La lectura que hace el Gobierno catalán es que “el ajuste excesivo” en los presupuestos tiene “un evidente efecto recentralizador y castiga” a las administraciones que cargan con la mayor prestación de servicios.

El PSC y el PP censuraron la ausencia de la Generalitat. Miquel Iceta, primer secretario de los socialistas catalanes, aseguró que “decisiones como esta demuestran que el gobierno independentista no tiene como prioridad defender los intereses de los catalanes”, mientras que el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol declaró: “A más debilidades del Gobierno, más humillaciones de los independentistas”.