Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis detenidos por prostituir a mujeres 22 horas al día en pisos de Alicante

Las víctimas eran captadas en Colombia con ofertas laborales para cuidar de niños y ancianos

 Una mujer que llegó a Europa, víctima de la tratas de personas.
Una mujer que llegó a Europa, víctima de la tratas de personas.

La policía ha asestado un nuevo golpe a las organizaciones criminales dedicadas a la trata de mujeres con fines de explotación sexual. Seis personas, tres hombres y otras tantas mujeres, han sido detenidas como presuntas integrantes de una de estas redes delictivas, que obligaba a las víctimas a ejercer la prostitución durante 22 horas al día en burdeles clandestinos ubicados en pisos del centro de la ciudad de Alicante.

Según fuentes policiales, la investigación, que se inició el pasado mes de abril, ha constatado que las mujeres eran captadas en Colombia con falsas ofertas laborales. Viajaban a España convencidas de que iban a dedicarse al cuidado de niños y ancianos. Sin embargo, nada más aterrizar en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, comenzaba su pesadilla.

Un miembro de la banda, que les había costeado el vuelo, las recogía en la misma terminal. Las reservas de hoteles con que contaban al llegar eran inmediatamente canceladas y sus pasaportes retenidos sine die. Las chicas acababan siendo trasladadas a Alicante, donde eran distribuidas por diferentes casas del centro urbano que funcionaban como prostíbulos.

Allí eran informadas de que debían ejercer la prostitución para saldar su deuda con la organización criminal, un montante que oscilaba según los casos entre los 5.000 y los 8.000 euros. Los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía han constatado las coacciones que han padecido para lograr su sumisión.

Las tres mujeres arrestadas, de nacionalidad colombiana como el resto, se encargaban supuestamente de controlar a sus compatriotas en los pisos y de recaudar el dinero que obtenían con el ejercicio de la prostitución. Las chicas debían aceptar clientes durante las 24 horas del día, excepto dos horas de descanso diurno en las que seguían, en cualquier caso, bajo estricta vigilancia.

Las migrantes se encontraban atadas de pies y manos. Los proxenetas no solo les habían pagado el viaje; también les habían entregado dinero en efectivo y reservado habitaciones de hoteles a su nombre para que pudieran cruzar la frontera en el aeropuerto de Madrid como turistas.

La policía asegura que la organización desarticulada se caracterizaba por un meticuloso reparto de funciones entre sus integrantes. Los seis detenidos, de edades comprendidas entre los 35 y los 48 años, ya han pasado a disposición judicial. Dos de ellos, los presuntos captadores de las chicas, han ingresado en prisión de forma preventiva, mientras que los otros cuatro han quedado en libertad provisional.

En el transcurso de la operación, los agentes han registrado tres domicilios en la ciudad y se han incautado de pequeñas cantidades de cocaína, dinero en efectivo y multitud de documentos relativos al ejercicio de la prostitución.

La policía recuerda en la nota informativa donde da cuenta de estas detenciones la existencia de una línea telefónica (900 10 50 90) y una dirección de correo electrónico (trata@policia.es) habilitados por el Ministerio del Interior para recibir denuncias por trata de mujeres y esclavitud sexual.

En los últimos doce meses se han recibido por ambas vías un total de 2.813 comunicaciones (1.484 por email y 1.329 por teléfono) que han permitido iniciar 494 investigaciones. La policía garantiza que esas denuncias son anónimas, tienen carácter confidencial y que las llamadas no dejan rastro en la factura telefónica.

Más información