Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El trasplante de hígado de Abidal, investigado

La Organización Nacional de Trasplantes abre una auditoría después de que la juez archivara la supuesta compra ilegal del órgano tras la negativa de Francia a colaborar

Mestre, Abidal y Segura, en la presentación del secretario técnico.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha abierto una investigación interna sobre la donación en 2012 de un hígado al exjugador del Barça y actual secretario técnico del club Éric Abidal. La donación, aseguró ayer la ONT, se hizo “acorde con la legislación vigente y los protocolos clínicos habituales” en donantes vivos. Si bien, la investigación se abre al conocerse el contenido de unas llamadas intervenidas por la Guardia Civil al expresidente del Barça, Sandro Rosell. En las conversaciones se apunta a la posible compra ilegal del órgano, cuyo trasplante era necesario para la recuperación del entonces futbolista, a quien se había detectado un cáncer en 2011.

En tres llamadas, avanzadas por El Confidencial, entre un empleado del Barça y Rosell se pone en duda que el donante sea el primo de Abidal, de nombre Gerard y residente en Francia, como informaron los implicados en su día, y se asegura que el órgano se compró, algo que está prohibido. Las conversaciones fueron remitidas por la Audiencia Nacional al juzgado de instrucción 28 de Barcelona, que acabó archivando la causa el pasado mes de abril.

Las gestiones de la jueza de Barcelona se limitaron a enviar una comisión rogatoria a Francia para contrastar si el donante había cobrado dinero por ceder parte de su hígado y cuáles eran las circunstancias del proceso. Pero las autoridades francesas aseguraron que el tipo penal no se correspondía con el de España, sin facilitar ningún dato más. Después de recibir esa información, el juzgado archivó la investigación sin practicar más pruebas, según fuentes judiciales consultadas por EL PAÍS.

La actividad de trasplante hepático en España.

Hace un año que el juzgado tenía sobre la mesa los indicios sobre la presunta compra irregular, según fuentes policiales. Hasta el momento, la Guardia Civil se había limitado a comprobar la identidad del donante, pero ni siquiera pudo contrastar si realmente es el primo de Abidal pues no recibió más órdenes del juzgado.

En las conversaciones, Rosell habla con un tal Juanjo, empleado del club, que critica el comportamiento hacia la Junta directiva por parte de Abidal. “Es que va contra nosotros, a este tío le compramos un hígado ilegal”, se queja. Rosell escucha, y su interlocutor añade: “Y vendimos que era del primo. ¡Qué era del primo!”. Rosell acaba dándole la razón: “Sí, sí, sí”.

La defensa de Rosell, que permanece en prisión preventiva desde mayo del año pasado, aseguró ayer no tener conocimiento de los hechos. “Ni de si son ciertos, ni qué juzgado instruye, ni por qué no se tiene conocimiento un año después”, señaló en un comunicado. Y añadió: “Resulta del todo extraño pensar que se pueda comprar un hígado ilegal y trasplantarlo en un hospital público”.
En los mismos términos se pronunció otro de los protagonistas, Éric Abidal, que se confesó enfadado y triste por las informaciones publicadas. Además, pidió disculpas a su familia, al equipo médico y a “cualquiera que haya pasado por una situación similar” por las dudas que estas noticias pueden haber generado. “Mi primo Gerard donó su hígado para salvarme la vida y, por eso, le estoy profundamente agradecido. Los procedimientos y protocolos existentes fueron seguidos en todo momento y así lo corrobora la documentación médica, que está disponible”, concluyó.

Permisos “en regla”


Tanto el Hospital Clínic, donde se realizó la intervención, como el Departamento de Salud cerraron filas en torno al proceso y aseguraron que toda la documentación requerida para un trasplante hepático de donante vivo estaba “en regla”.

La ONT puso en relieve que hay controles a tres niveles (un equipo médico independiente del de trasplantes, el comité de ética del hospital y un juez) para garantizar el altruismo y la voluntariedad en las donaciones. Para empezar, los médicos tienen que identificar el grado de parentesco o vínculo emocional entre donante y receptor (con documentos de identidad o justificantes de relación familiar, entre otros) y explicarle a ambos los requisitos normativos para llevar a cabo el trasplante.

El enfado del Barça con Abidal y los reproches mutuos

Aunque archivada, la causa sobre el transplante de Abidal, que se produjo en 2012, señala a Sandro Rosell, al propio Abidal, al entorno del expresidente del FC Barcelona y al club en sí mismo. Josep Maria Bartomeu, actual presidente de la entidad, miembro de la junta directiva de aquel y su sucesor en el cargo, aparece citado en las conversaciones interceptadas por la Guardia Civil. Además, la persona que figura en las conversaciones intervenidas sería Juanjo Castillo, otro empleado del club.

Las fuentes consultadas niegan saber exactamente cómo se gestionó aquel transplante en 2012 ni qué papel jugaron los servicios médicos de la entidad. Sin embargo, sí se asume que se trata de conversaciones que efectivamente se produjeron, según pudo contrastar este diario, charlas subidas de tono y en las que evidencian los enfados que se derivaron en el entorno de Rosell después de que Abidal acusara al club no solo de no haberle querido renovar el contrato una vez recuperado de la operación, sino también de no haberle pagado durante el tiempo que estuvo de baja. Si bien, las acusaciones del jugador se matizaron meses después. “Ambas partes confirman que el club ha cumplido debidamente con los compromisos contractuales que mantenía firmados con el jugador”, explicaba un comunicado que el club consensuó con el jugador.

Aquello sucedió en 2013, meses después de que el jugador dejara el club. Más adelante, Abidal estuvo en la candidatura del expresidente Joan Laporta en el último proceso electoral, el año 2015, presentado como el futuro secretario técnico. Pero las elecciones las ganó Josep Maria Bartomeu, quien finalmente le ha traído de vuelta al club. El exfutbolista se incorporó a la entidad como nuevo secretario técnico este mes de junio. El cargo al que ya quiso optar tres años atrás. En un comunicado remitido ayer, el Barcelona “desmiente rotundamente cualquier irregularidad, como ya ha hecho el mismo interesado y los responsables del Hospital Clínic de Barcelona”. El club añade que “las informaciones publicadas perjudican la honorabilidad de Eric Abidal, de las organizaciones vinculadas a los transplantes, del FC Barcelona y de su expresidente, Sandro Rosell”. Además, reafirma, en las últimas líneas de la nota, su compromiso con el secretario técnico y la fundación de este, que lleva su mismo nombre, fue constituida en 2013 y busca “contribuir a mejorar la vida de otras personas”, especialmente niños y jóvenes enfermos, a través del fútbol.

Además, un equipo médico especializado hace una valoración ética y social para evaluar el impacto económico de la donación (las bajas laborales o las pérdidas económicas) y constatar que se trata de una donación altruista. Así, el donante tendrá que responder a cuestiones como por qué quiere donar, cuál es su situación económica, laboral y familiar, o si conoce las consecuencias y los riesgos de la donación.

Cada caso pasa, además, por el Comité de Ética del hospital, que ha de emitir una resolución sobre la donación. Una vez comprobado que la decisión de donar ha sido tomada libremente y sin coacciones, el donante firma un consentimiento, que tendrá que ser ratificado de forma expresa en un juzgado. Allí, el donante tendrá que confirmar su consentimiento como marca la ley —“de forma expresa, libre, consciente y desinteresada”— ante el juez y en presencia de varios médicos que participan en el proceso de donación y trasplante. El juez es quien expide, con la firma del donante, el documento de cesión del órgano.

“En un proceso de este tipo intervienen más de 50 personas. La corrupción hospitalaria es imposible. La forma de actuar de los equipos de trasplantes ante cualquier sospecha es descartar la donación”, insisten fuentes de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT). Con todo, y pese a asegurar que el proceso hospitalario ha sido “correcto”, tanto el Departamento de Salud, como la OCATT y el Clínic están recopilando información sobre el caso para esclarecer las sospechas sobre esta donación.

Más información