Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía de Madrid ve delito en los vertidos de aguas fecales en los arroyos en Las Rozas

Pide a un juzgado que abra procedimiento penal y señala ocho puntos de derrames

El arroyo del Plantío, en Las Rozas, uno de los ocho afluentes que concentra vertidos según el fiscal de Medio Ambiente.
El arroyo del Plantío, en Las Rozas, uno de los ocho afluentes que concentra vertidos según el fiscal de Medio Ambiente.

La Fiscalía Provincial de Madrid, sección de Medio Ambiente, ha pedido al juzgado de Majadahonda que abra procedimiento penal por un presunto delito por los “vertidos continuados” de aguas residuales a varios arroyos en el municipio de Las Rozas (95.000 habitantes, a 18 kilómetros al noroeste de Madrid). La denuncia indica que existen valores muy altos de microorganismos fecales. Aunque el escrito no apunta a ningún responsable concreto, el fiscal apunta que el Ayuntamiento no ha adoptado medidas pese a que los vertidos proceden de la red pública. Fuentes municipales afirman que han invertido en saneamiento en los últimos años 16 millones y que cualquier problema se comunica al Canal de Isabel II.

Los vertidos de aguas residuales procedentes de diversas urbanizaciones llevan años produciéndose a los arroyos que discurren por Las Rozas, situados en las cuencas del Guadarrama y del Manzanares. Son viejos conocidos de los roceños. Ahora la situación ha dado un giro importante con la investigación y posterior denuncia de la Fiscalía de Medio Ambiente. Esta ha constatado que durante los años 2016 y 2017 existían “gran cantidad de vertidos continuados de aguas residuales procedentes de zonas urbanizadas”.

Los análisis realizados muestran que existen “valores muy altos de microorganismos patógenos de origen fecal, de nitrógeno total, de nitritos, fosfatos o magnesio”. Esto revela, continúa la denuncia, que se trata de aguas residuales que salen al medio natural sin depuración alguna.

Vertido ilegal en la zona del Arroyo de Lazarejo.
Vertido ilegal en la zona del Arroyo de Lazarejo.

Muchos de estos derrames se producen en espacios sensibles, porque se encuentran en zonas de captación de embalses, pueden llegar a filtrarse y alcanzar aguas subterráneas o son áreas de gran valor ecológico. Una vez finalizada la investigación, la Fiscalía de Medio Ambiente ha enviado al Juzgado de Instrucción de Majadahonda la denuncia, de 4 de junio, con la petición de que incoe “un procedimiento penal por un presunto delito contra los recursos naturales y el medioambiente”. El documento añade que la concentración elevada de los microorganismos encontrados supone una alteración importante de la calidad de las aguas, que conduce a una contaminación por nutrientes, por exceso de nitrógeno y fósforo. Si los derrames se producen de forma continuada se puede producir una disminución del oxígeno e, incluso, que llegue a faltar casi totalmente (anoxia). También resalta que los vertidos proceden de la red pública de saneamiento, que pertenece al Ayuntamiento de Las Rozas, “sin que por parte de los responsables municipales se hayan adoptado las medidas precisas para evitarlos (...)”.

Gran parte de estas conclusiones se debe al trabajo realizado por la asociación Vía Natura del municipio. El grupo elaboró un completo dosier en el que se detallaban 17 vertidos, sobre todo de aguas residuales, pero también de escombros, que hizo llegar tanto al Ayuntamiento como a la Fiscalía de Medio Ambiente. La denuncia remitida al juzgado los ha reducido los puntos a ocho, situados en los arroyos Tomarillón, Fuentecilla, Lazarejo, Plantío, Miguel Martín, Carrieles y dos en el río Guadarrama.

El Ayuntamiento roceño, en manos del PP, explica que enviaron el estudio realizado por Vía Natura, referente a 2016, al Canal de Isabel II, “responsable de la gestión de la red de saneamiento para su análisis y resolución en su caso”. De esos 17 puntos negros, la sociedad pública de gestión del agua les respondió que seis de ellos se debían a malas conexiones realizadas por particulares; cuatro eran atascos puntuales y tres no existían. Además, el Consistorio insiste en que lleva invertidos más de 16 millones de euros en obras en la red, y cuentan con un plan director de actuación.

“Aunque se hayan resuelto algunos de los derrames, el problema son los años que han estado soltando aguas residuales al medio”, explica Mariano Gómez Isem, miembro de Vía Natura. La denuncia de la fiscalía explicita que, por ejemplo, la rotura de la tubería que provoca el vertido del arroyo de Tomarillón, ubicado en la cuenca del río Manzanares, “se viene manteniendo desde el año 2013”.

Y el vertido del arroyo de la Fuentecilla, en la cuenca del Guadarrama, “ya fue detectado en 2012 y por agentes de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) en 2016”. Otro tanto ocurrió con el del arroyo del Plantío, que es conocido desde 2011. Peor es el de las dos tuberías que vierten directamente sobre el río Guadarrama, que ya fue sancionado por la CHT hace 11 años. El fiscal solicita que la instrucción se prolongue como máximo 18 meses. Para ello, pide que “se declare compleja la instrucción del procedimiento a que dé lugar la presente denuncia”.

Denuncias de la Confederación del Tajo y el Seprona

Lucía Casares, diputada autonómica socialista y concejal en Las Rozas, se recuerda denunciando el problema de los vertidos desde que llegó al Consistorio en 1999. La edil reconoce que, con el convenio que firmó el municipio con el Canal de Isabel II en 2012, “algo se ha mejorado, sobre todo en las cuestiones de limpieza y mantenimiento”.

Para ella el problema estriba en el gran crecimiento que ha experimentado el municipio (se ha pasado de 45.000 habitantes en el año 2000 a los 95.000 actuales) sin contar con una red de saneamiento acorde al desarrollo. Los vertidos han provocado, a su vez, sanciones a las que ha tenido que hacer frente el Ayuntamiento de Las Rozas. “Dinero que se podría haber empleado en atender problemas sociales”, añade Casares.

En una relación del Consistorio aparecen multas por 172.000 euros entres 2007 y 2016. Dentro de las obras más importantes acometidas se encuentra la renovación de la red de la urbanización de Molino de la Hoz y la ampliación de la depuradora del barrio de Las Matas, que tras años de retraso se inaugurará en julio. Esta última acumula denuncias de la Confederación Hidrográfica del Tajo y del Seprona. El director del Canal de Isabel II, Rafael Prieto, reconoció la semana pasada en la Asamblea que el agua que llega a la planta supera su capacidad un 90% de los 365 días del año.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información