Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un río de aguas fecales

Un vertido de aguas residuales agrava la contaminación que el Guadarrama y un arroyo sufren a su paso por Las Rozas

Un olor nauseabundo anuncia que las aguas que transportan el río Guadarrama y el arroyo de La Torre en el municipio de Las Rozas, a la altura de las urbanizaciones de lujo de Molino de la Hoz y de El Golf, están muy sucias. Ambos cauces contienen las aguas residuales que vierten sin depurar Torrelodones y parte de Galapagar. El problema, además, se agudiza debido al mal estado de los colectores, que se construyeron hace ya 36 años. La última rotura de una conducción hace 15 días en Molino de la Hoz ha provocado un vertido de miles de litros de agua sucia al Guadarrama. En el arroyo de La Torre, otra tubería dañada también suelta al río una cascada de líquidos fecales.

Los operarios contratados por el Ayuntamiento, gobernado por el PP, se afanan ahora por tapar el hueco por donde ha estallado la instalación a unos metros del club social de Molino de la Hoz. La urbanización cuenta con 900 chalés independientes, en los que viven unas 4.000 personas. Desde el municipio aseguran que la avería se reparará en un par de días. El arreglo del colector llevará "unos días más a causa de la dificultad orográfica para el acceso de la maquinaria necesaria". Para los técnicos municipales la rotura se debe a un atrancamiento provocado por las raíces de los árboles circundantes que han entrado en el colector buscando humedad.

"El estanque no se ha drenado nunca y tiene tres metros de lodo en el fondo"

La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) también investigan las razones del vertido y los daños que pueda haber ocasionado. Han tomado muestras del agua y la Confederación ha abierto un expediente al Ayuntamiento.

Mientras prosiguen los trabajos de reparación, las aguas residuales descienden en cascada hasta llegar al lago que forma el río Guadarrama en esta zona. La mancha marrón provocada por la suciedad se extiende varios metros por el interior del estanque, ante la mirada impasible de varias parejas de patos y cormoranes.

El encargado del mantenimiento de la urbanización comenta que el lago, construido en el río Guadarrama hace 36 años con las primeras casas, estuvo limpio durante algún tiempo. "Ahora está mal. El estanque, de aproximadamente un kilómetro de largo por 300 metros de ancho, no se ha drenado nunca y tiene tres metros de lodo en el fondo y dos metros de agua".

Al este de Molino de la Hoz la situación no es mejor. El olor que desprende el arroyo de La Torre, que separa Molino de la Hoz de la urbanización de El Golf, es incluso más pestilente. Su cauce está formado por las aguas residuales que vierte el pueblo de Torrelodones sin depurar. Otro colector roto en esta zona agrava la contaminación del cauce. El Ayuntamiento de Torrelodones ha anunciado que en el mes de febrero podría estar finalizada la construcción de los emisarios que permitirán depurar sus aguas poniendo así fin a los vertidos.

El propietario de uno de los chalés de la urbanización de El Golf asegura que el agua sucia lleva varios meses saliendo por el hueco de la tubería en el arroyo sin que nadie lo arregle. "Es insoportable. Y en verano ¡qué le voy a decir! entre el mal olor y las nubes de mosquitos no hay quien pare", explica.

Jaime del Val, responsable de la asociación Salvemos Las Rozas, culpa de la situación en que se encuentra este entorno privilegiado al afán constructor que se ha apoderado de éste y de otros municipios. "La población de Las Rozas se ha multiplicado en los últimos 10 años y ahora el Ayuntamiento quiere llevar a cabo otro nuevo crecimiento. Sin embargo, las infraestructuras continúan siendo las mismas", denuncia Del Val.

Desde el Ayuntamiento reconocen que los colectores están mal, pero aseguran que van a sustituir en poco tiempo la parte que discurre por el arroyo de La Torre. Sin embargo, lo que no están dispuestos a acometer es el arreglo del colector roto allí. "Pertenece a la urbanización de El Golf y son ellos los que lo tienen que arreglar", asegura un portavoz municipal. Los responsables de El Golf son de otra opinión. "Está en la parte de Molino de la Hoz, y ya se lo hemos comunicado a los administradores de esa urbanización", informan.

En cuanto a la zona afectada de Molino de la Hoz, el Ayuntamiento anuncia que van a redactar "un proyecto para cambiar más de 500 metros del colector que circunda el lago". Pero todavía no dan una fecha concreta. En la urbanización consideran que el Consistorio es responsable del mantenimiento de los colectores. "Sobre todo desde que en se hizo cargo el Canal de Isabel II del suministro de agua en 1992", afirman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de enero de 2007