Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los municipios madrileños más morosos preparan su plan para Hacienda

Parla y Alcorcón aseguran que sus estados financieros están mejorando y Leganés dice que su situación se debe a unas facturas de 2014 y 2015 que están en discusión

Leganés, Parla y Alcorcón ya tienen prácticamente listos los planes de ajuste que les ha reclamado el Ministerio de Hacienda si no quieren ver intervenidos sus ingresos y que sea el departamento que dirige Cristóbal Montoro el que pague directamente a sus proveedores, que están cobrando con mucho retraso. Mientras Leganés explica que han sido incluidos en la lista de mayores morosos por unas facturas de 2014 y 2015 que están en duscusión, Alcorcón y Parla están desde hace años entre los municipios más endeudados de España, aunque los portavoces de ambos Consistorios aseguran que su situación ha mejorado mucho y serán capaces de cumplir con el requerimiento de Hacienda.

Un tranvía circula por el centro de Parla.
Un tranvía circula por el centro de Parla.

Los municipios de Parla (125.000 habitantes) y Alcorcón (168.000) tienen muchas cosas en común. Los dos están en el sur de la Comunidad de Madrid y tienen una enorme deuda: la Autoridad Independiente de Responsabilidad (Airef) les colocó en diciembre pasado entre las ciudades españolas con mayor riesgo de insolvencia. Ambos gobiernos municipales, del PP, culpan de ello a la mala gestión de sus antecesores del PSOE; por ejemplo, señalan los agujeros del tranvía de Parla o del circo de Alcorcón. Pero los dos aseguran que han coseguido mejorar enormemente la situación, por lo que no tendrán problemas para entregar y llevar a cabo el plan de ajuste que les ha pedido Hacienda (a ellos y hasta un total de 14 entidades locales de toda España) para pagar a sus proveedores en tiempos más razonables; el año pasado lo hicieron en periodos medios de más de 60 días —30 días que empiezan a contar al mes de recibir la factura—.

Un portavoz del Ayuntamiento de Parla explica que han pagado deudas atrasadas de 2007 a 2014, lo que “ha provocado que la media de pago de las facturas más actuales haya aumentado; pero realmente la media habría bajado de más de 1.000 días a los 322 días de ahora, sin facturas anteriores a 2017”. Añade, asimismo, que han reducido la deuda a proveedores de 100 a unos 17 millones” y han mantenido estable su deuda de unos 650 millones.

Por su parte, el Consistorio de Alcorcón señala el pasado febrero ya aprobó una serie de medidas —de modificación del presupuesto y de reconocimiento extrajudicial de facturas pendientes— que son las que explicarán en su informe al ministerio. “El plan de tesorería prevé pagos a proveedores por importe de 45 millones en 2018 y en 2017 ya pagamos 45,26 millones a proveedores. Con la aplicación de estas medidas el periodo medio de pago se reducirá a 65 días en junio”, dice un portavoz antes de recordar que en 2011 el periodo era de 900 días. Además, asegura que la Airef “sigue con mucho optimismo” su evolución. “Muy pronto estaremos fuera de la zona muerta”, añade.

Un lastre de 2014 y 2015

En Leganés, la situación es muy distinta. El alcalde, Santiago Llorente (PSOE) explica que no tienen problema de pagos ni de tesorería salvo por unas deudas de 2014 y 2015, cuyo pago no consiguen que se aprobado por el Pleno del Ayuntamiento.

Se trata del pago de unos servicios jurídicos externos contratados por la anterior corporación (deuda cercana a los tres millones de euros), que una parte de los grupos políticos considera ilegítimos, pero que tarde o temprano, explica Llorente, habrán de pagar porque una sentencia les obliga a ello. Sea como sea, esa deuda atrasada es la que lastra, añade, su periodo medio de pago, que sin ella sería de 45 días. En todo caso, ya tienen listo el plan de tesorería que llevarán al pleno antes de enviar a Hacienda. En él aseguran que son un municipio solvente y que podrían resolver todas las deudas pendientes “en un par meses” y aun así les quedaría remanente de tesorería.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información