Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vino catalán derrota por primera vez al Rioja en los restaurantes en Cataluña

Un informe del Incavi detalla el aumento de la penetración de las DO catalanas, también en el mercado español

Viñedos en el Priorat.
Viñedos en el Priorat. TIM.E.WHITE

Los elaboradores de vino catalán solían tener una queja recurrente: no ser profetas en su tierra. A pesar de los reconocimientos que los bodegueros de Priorat, Montsant, Penedès o Costers del Segre, por citar solo algunas de las DO catalanas, cosechaban en guías, ferias y certámenes internacionales, sus vinos flaqueaban cuando jugaban en campo propio, incapaces de derrotar el dominio que los vinos de Rioja ejercían en las ventas. Por primera vez, el vino autóctono es el preferido en los restaurantes catalanes.

Lo revela el Instituto Catalán del Vino y el Cava (Incavi) en base a un informe de la consultora Nielsen. En un año, entre octubre de 2016 y noviembre de 2017, el consumo de vino de las Denominaciones de Origen catalanas creció en Cataluña más de dos puntos y ya representa el 35,7%.

El empuje de los vinos catalanes es especialmente visible en el segmento restauración, un terreno donde Rioja ostentaba una posición histórica de liderazgo. Por vez primera se ha revertido la situación ya que las DO catalanas aparecen como las preferidas por los clientes de los restaurantes. Las DO catalanas suman un 37,4% de cuota de mercado y Rioja queda por detrás, con un 31,2%. El zarpazo ha sido destacable ya que en solo un año Rioja pierde tres puntos percentuales y los vinos catalanes ganan cuatro puntos. En el canal alimentación, donde se imputan las ventas de supermercados y tiendas especializadas, el vuelco a la preeminencia riojana ya se dió entre 2013 y 2014.

El flamante liderazgo catalán se sustenta en el hecho que se contabilizan los resultados de las once Denominaciones de Origen que dibujan el mapa vitivinícola, esto es, Penedès, Costers del Segre, Terra Alta, Priorat, Montsant, Conca de Barberà, Tarragona, Alella, Pla de Bages, Empordà y Cataluña. Todas crecen o se mantienen con respecto a los datos de 2016, excepto Empordà y Penedès, que caen. Penedès es, junto con la genérica DO Cataluña, la denominación que, por volumen, más peso tiene.

El Incavi destaca que en Cataluña, "se refuerza la tendencia a ganar cuota de mercado de las Denominaciones de Origen catalanas en detrimento de las grandes competidoras". Este crecimiento es más importante en valor (8,04%) que en volumen (2,03%).

Se da la circunstancia que los vinos catalanes también ganan protagonismo en el mercado español. En términos de litros vendidos, el año pasado fue el mejor de los últimos tres ejercicios para los vinos catalanes en el mercado español. Las DO catalanas representan un 6,6% de todo el vino comercializado bajo la etiqueta DO.

Más información