Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaume Roures, el magnate de la televisión que votó a la CUP

El presidente de Mediapro, a quien la Guardia Civil atribuye un papel “capital” en el ‘procés’, combina sus negocios con el apoyo a la autodeterminación

Jaume Roures, director general de Mediapro, en una rueda de prensa en febrero de 2016. VÍDEO: ATLAS

Jaume Roures (Barcelona, 1950) niega que su vida discurra entre contradicciones, pero es fácil creer lo contrario. El que fuera cofundador de La Sexta y Público se declara trotskista pese a ser presidente de una multinacional del sector audiovisual como es Mediapro, que gestiona en España los derechos televisivos del negocio especulativo por excelencia: el fútbol. Dice que no es independentista pese a que en 2012 votó por la CUP. El posible papel de Mediapro durante la consulta ilegal del 1-O y el activismo de Roures en favor del derecho de autodeterminación le han colocado bajo los focos de la investigación judicial sobre el proceso unilateral de independencia. La Guardia Civil le atribuye un papel “capital” en el proceso independentista.

A diferencia de muchos de sus viejos compañeros de filas en organizaciones de izquierdas antifranquistas, desde Comisiones Obreras pasando por el Front Obrer de Catalunya —el FOC, donde también militaron Pasqual Maragall, Narcís Serra o Miquel Roca— o la trotskista Liga Comunista Revolucionaria, Roures no reniega de aquellas convicciones; es más, dice mantener aquellas ideas. “Para mí es una filosofía política y un método de análisis de la realidad. La situación política de aquí y de fuera ha terminado por dar la razón a todo este pensamiento marxista. Con todos los matices que quieras”, explicó Roures en 2016 al digital Crític. A veces los matices no son el punto fuerte de Roures. En una entrevista de 2016 en Catalunya Ràdio, el presidente de Mediapro aseguró sobre Cuba que existe “una imagen manipulada de la teórica represión”. Roures añadió que el régimen cubano era superior a España en múltiples aspectos: “La política y la democracia se miden por la defensa de eso que se llama el interés general, el interés y el bienestar de las personas, y si comparamos las ratios de Cuba con los de cualquier país de América Latina, Cuba está muy por encima; y si vamos un poco más allá, podemos decir que en ratios de salud, educación, etcétera, no solo están por encima de los de América Latina sino por encima de los de España, sobre erradicación de la pobreza, sobre la erradicación del analfabetismo...”.

Amistad con Junqueras

Mediapro es una empresa de servicios audiovisuales que factura cerca de 1.500 millones de euros y emplea a 5.000 personas en más de 20 países. Roures ha sido el alma de la compañía. La empresa se encuentra en plenas negociaciones para incorporar como accionista de referencia al fondo chino Orient Hontai Capital. Mediapro es a su vez el tercer accionista del grupo de televisión Atresmedia. El empresario fue fundador de La Sexta y del diario Público, el medio de comunicación de ámbito nacional que más simpatías genera entre el independentismo. Mediapro ha producido programas de éxito en España como El Intermedio (La Sexta), Águila Roja y España Directo (ambos de TVE) y El internado (Antena 3). Su grupo de comunicación ha colaborado de forma especial con TV3. En las últimas temporadas la cadena autonómica ha emitido numerosos programas de éxito de la factoría de Roures.

Precisamente el productor estableció amistad con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, en 2004, cuando este copresentaba un programa en TV3 que producía Mediapro dedicado a personajes de la historia de Cataluña. Como empresa dedicada al cine, ha trabajado con Woody Allen, con Oliver Stone —en el documental sobre Fidel Castro— y también con Isabel Coixet en la realización de Spain in a day.

El informe de la Guardia Civil sobre Roures que ha sido remitido al Supremo destaca las producciones de Mediapro sobre la guerra sucia del Ministerio del Interior contra rivales políticos durante la era de Jorge Fernández y el documental sobre el 1-O, que fue emitido en TV3, cadena en la que trabajó y de la que llegó a ser presidente del comité de empresa.

Roures, que en el inicio del procés en 2012 votó a la CUP, afirma que es un votante convencido de Podemos. Con Pablo Iglesias mantiene una relación fluida que se remonta a hace 15 años, organizando coloquios universitarios. Roures celebró una cena en su casa en verano de 2017 para que Iglesias y Junqueras se conocieran, según explicó el mismo Roures. En aquel encuentro también estuvo invitado Oriol Soler, jefe de campaña de imagen del 1-O y miembro del consejo paralelo al Govern que dirigía los pasos a seguir del proceso de independencia.

Roures reitera que no es independentista pero que cree en la autodeterminación, pese a no desear la separación de España. Mediapro albergó el centro de prensa del 1-O y coorganizó un debate sobre la consulta para la BBC. Roures, consecuente —esta vez sí— con sus ideas, fue a votar.

Programas clave para TV3

Mediapro ha sido prolífica como productora para programas de TV3. La compañía no desglosa los ingresos que recibe por sus colaboraciones con cada cadena pero sí apunta que las producciones para la televisión autonómica catalana generaron un 0,28% de la facturación total de la multinacional entre 2006 y 2016. TV3 no aporta la lista de sus programas de Mediapro y remite a EL PAÍS a que lo solicite “a través de los mecanismos previstos en la Ley de Transparencia”.

Mediapro ha producido Las cloacas de Interior 1-O, documentales políticos emitidos en varias ocasiones por TV3 y que fueron ampliamente difundidos en las redes sociales desde las filas del independentismo. La empresa audiovisual también ha estado detrás de programas de éxito de TV3 como El gran dictat, Casal Rock, Veterinaris El favorit. 

Jaume Roures considera absurdo que la Guardia Civil le señale como un “elemento capital” del proceso de independencia: “Me ha sorprendido el bajo nivel intelectual de las personas que hicieron el informe”, dijo ayer. “Hacen unas conexiones y unas explicaciones que ni los niños pequeños harían”.

Más información