Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena estudia crear un registro de ADN de mascotas para identificar las cacas abandonadas

La alcaldesa anuncia que la medida ya está en marcha en otras ciudades para sancionar a los dueños

Un hombre pasea con su perro por el vallado parque Agustín Rodríguez Sahagún de Madrid.
Un hombre pasea con su perro por el vallado parque Agustín Rodríguez Sahagún de Madrid.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha anunciado este miércoles que el Ayuntamiento estudia crear un registro con el ADN de las mascotas para poder identificar sus excrementos y poder sancionar así al propietario del animal que no ha recogido sus cacas de la calle, informa Europa Press. Esta medida ya se aplica en ciudades como Málaga o varias localidades de la costa oeste española, como Xàtiva.

Carmena ha señalado en la Junta Municipal de Tetuán, donde se ha celebrado la sesión de Un mes, un distrito, que es "más difícil" cazar al infractor que no recoge los excrementos caninos porque aprovechan la oscuridad o no es tan evidente.

"Eso nos lleva a estudiar la posibilidad, como se hace en otras ciudades, de exigir que todas las mascotas tengan un registro con su ADN para identificar sus excrementos. Estamos estudiando esta medida, quizás pueda ser interesante", ha indicado. Sobre el infractor tipo en cuestiones de suciedad, la alcaldesa ha apuntado que responde a "un joven, varón, con estudios y español". Ha pedido incidir en la educación.

Hace dos años, el Ayuntamiento de Madrid elaboró un mapa con las zonas que presentan mayor acumulación de excrementos caninos sin recoger. El mapa forma parte del plan de choque contra la falta de limpieza de las calles madrileñas que ha emprendido la alcaldesa. La Ordenanza de Limpieza de Espacios Públicos califica de infracción grave castigada con entre 751 y 1.500 euros de multa incumplir la obligación de “recogida inmediata de las deyecciones de perros u otros animales”. Es responsable quien lleva al animal y, de forma subsidiaria, su dueño.

En el último año han manifestado su interés por empezar a hacer análisis de ADN de mascotas Torrejón de Ardoz, Meco, Getafe, Alcobendas y San Agustín de Guadalix, solo en la Comunidad de Madrid. Málaga es desde el pasado mes de marzo la primera gran ciudad española que obliga a la realización de pruebas de ADN canino, una medida que funciona en algunos municipios del Levante español como Xàtiva. En la capital de la Costa del Sol hay más de 100.000 perros.

En España hay, de momento, dos empresas que se dedican a hacer análisis de ADN de excrementos de perros: ADN perros, de Sevilla, y Can-it, de Barcelona. La Universidad de Zaragoza está también intentando expandir su propio sistema de análisis.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información