Euskadi crea una de las impresoras 3D más avanzada del mundo

Un proyecto conjunto de Ibarmia, Tecnalia y la UPV alumbra una máquina que permite crear piezas metálicas de gran tamaño desde cero

Un operario pone en funcionamiento la impresora 3D creada por Ibarmia, Tecnalia y la UPV.
Un operario pone en funcionamiento la impresora 3D creada por Ibarmia, Tecnalia y la UPV.JAVIER HERNÁNDEZ

El centro de investigación Tecnalia de San Sebastián, la Universidad del País Vasco (UPV) y la empresa Ibarmia han desarrollado en Euskadi una de las impresoras industriales en 3D más avanzadas del mundo, al combinar en una misma máquina "híbrida" el proceso de fabricación aditiva de piezas y su mecanizado.

La máquina, denominada Add+Process, está llamada a revolucionar la industria abriendo un amplio abanico de posibilidades para el mundo del diseño y la fabricación aún por explorar, han asegurado en la presentación sus creadores. La impresora es capaz de fabricar prototipos y piezas de grandes dimensiones, de hasta 1,6 metros de longitud, así como de reparar piezas de alto valor para sectores como el de la automoción, el aeronáutico, oil-gas o la máquina-herramienta.

En su presentación han estado presentes el director general de Ibarmia, Koldo Arandia; la vicerrectora de Proyección y Transferencia de la UPV/EHU, Amaia Maseda, y el director general adjunto de Tecnalia, Iñaki San Sebastián, además de la consejera de Competitividad, Arantxa Tapia.

La máquina incorpora las tecnologías de adición por láser y permite también el fresado y torneado de piezas a gran escala. Su funcionamiento consiste básicamente en manipular material a escala micrométrica y depositarlo de forma precisa hasta construir un sólido. De este modo, se sustituyen los procesos tradicionales que parten de un bloque de material del cual se elimina mediante mecanizado intensivo todo el sobrante hasta hacer aparecer la pieza deseada.

Frente a las tecnologías convencionales, la tecnología aditiva aporta el material mínimo, lo que supone un ahorro de materiales y energía, en algunos casos, de hasta el 60%. Además, la manipulación del material a escala micro permite superar los actuales límites en el diseño impuestos por la fabricación convencional, con piezas de geometrías, texturas y detalles imposibles de fabricar por los métodos actuales.

La máquina Add+Process fue presentada durante la pasada feria EMO de Milán y estará al servicio de las empresas en las instalaciones de Tecnalia en el Parque Tecnológico de San Sebastián.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS