Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La creación de empleo en Cataluña no frena la ‘fuga de cerebros’

La emigración de jóvenes volvió a crecer en 2014 y ya supera en un 71% la cifra de 2009

Los jóvenes no se beneficiaron de la recuperación del empleo que vivió Cataluña en 2014. Por el contrario, la emigración de catalanes de entre 15 y 34 años volvió a crecer más del 9% respecto al año anterior como lo viene haciendo desde 2012, según ha denunciado este miércoles Avalot, la rama juvenil de UGT. El colectivo sumó el año pasado 5.529 residentes en el exterior, según los datos de Idescat, y ya alcanza un total de 60.848 personas. Un 71,2% más que en 2009.

Cataluña cerró 2014 con 49.300 ocupados más que el ejercicio anterior, según la Encuesta de Población Activa (EPA). El número de parados cayó en todas las franjas de edad, incluso entre los menores de 30, que registraron 44.200 desempleados menos. Sin embargo, la cifra de trabajadores no aumentó. Más bien cayó en 3.600 personas.

"Los jóvenes continuaron marchándose porque esta creación de ocupación fue falsa. Los contratos aumentaron porque el empleo se repartió y donde trabajaba una persona a jornada completa, trabajaron dos con una parcial", asegura la portavoz de Avalot, Afra Blanco. Incluso en 2015, la tasa de paro de los menores de 30 sigue muy por encima de la que afecta al total de la población: 33,4% frente al 20,05% según la última EPA. "El trabajo que hay es tan precario, inestable y mal pagado que los jóvenes optan por salir fuera a probar suerte", zanja Blanco.

El sindicato desconfía de que el Plan de Garantía Juvenil, puesto en marcha por la Generalitat con fondos de la Unión Europea para apaliar el paro entre los más jóvenes, vaya a cambiar esta situación. "Viene muy vetado por parte del Ejecutivo estatal. Solo pueden ser beneficiarios los menores de 25 y se centra mucho en el apoyo económico a las empresas que contraten a este colectivo. Pero el tipo de empleo que quiere promover se dirige sobre todo a quienes carecen de formación, cuando en Cataluña la mayoría de jóvenes están muy formados", lamenta Blanco.

Más de 25.000 jóvenes han abandonado la comunidad rumbo al extranjero en los últimos seis años. La provincia que más emigrantes genera es Barcelona, de donde proceden ocho de cada 10 catalanes residentes en el exterior. El principal destino continúa siendo el continente americano, donde se encuentra el 53,5%. Más de la mitad de quienes lo eligen acaban en Sudamérica, siendo Argentina y Venezuela los países preferidos. Europa acoge al 42% de catalanes de menos de 35 años, con Francia, Alemania y Reino Unido como los lugares más atractivos.