Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

IVI: 25 años y 100.000 niños después

El referente de la reproducción asistida celebra un cuarto de siglo, tiempo en el que se han revolucionado los tratamientos de fertilidad

Los responsables del IVI José Remohí, Antonio Requena y Antonio Pellicer.
Los responsables del IVI José Remohí, Antonio Requena y Antonio Pellicer. EFE

“¿Infertilidad? ¿Tantas mujeres infértiles hay en Valencia para que podáis comer?”. José Remohí, copresidente y fundador del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) recordaba este martes la incredulidad que despertó hace 25 años la idea de poner en marcha una clínica para tratar los problemas de las parejas que no podían tener hijos. Era el mes de marzo del año 1990 y los primeros pasos de una “aventura” impulsada por el “riesgo, la ciencia y la ilusión” que ha convertido el IVI en un referente en la reproducción asistida con 35 centros repartidos en ocho países.

Remohí, junto a Antonio Pellicer, el otro copresidente, fundador y compañero de aventuras, celebraron ayer el cuarto de siglo de vida de la compañía, un tiempo en el que los tratamientos en el ámbito de la fecundación artificial han sufrido una revolución que les han hecho avanzar como pocos ámbitos de la medicina. el ejemplo más claro son los porcentajes de éxito de estas terapias. Se ha pasado de cifras que rondaban el 6% a "poder asegurar el embarazo con donación de óvulos hasta en el 96% de casos con un máximo de tres ciclos". Pero ha habido más avances. Como los relacionados con los tratamientos de estimulación ovárica para extraer ovocitos en número suficiente que poder fecundar. Antes, se trataba de procedimientos muchos más agresivosque las actuales terapias, más suaves y personalizadas en función de las características de la paciente.

Además, han aparecido técnicas de ultracongelación, como la vitrificación de ovocitos, que permiten a las mujeres garantizarse una reserva de fertilidad y proyectar la maternidad de cara el futuro (o ser madre después de los tratamientos antitumorales). “Es una verdadera revolución social”, destacó Remohí.

De hecho, en 2014 aumentó en un 60% el número de mujeres en edad reproductiva (580, en total) que se acercaron al Grupo IVI para congelar sus óvulos y poder mantener, de esta forma, la calidad de sus gametos y poder ser madres en el futuro, cuando ellas consideren que se dan las condiciones para serlo.

Los números ofrecidos ayer también muestran cómo ha cambiado la sociedad española y europea (el 20% de los pacientes son del otro lado de las fronteras). Ya no solo se trata a parejas heterosexuales, como sucedía hace 25 años. Cada vez hay más mujeres sin pareja que se acercan al IVI para ser madres: el último año el número de este tipo de pacientes aumentó en un 14%. Pero también son más las mujeres del mismo sexo que se acercan a tener descendencia: un 122% en los últimos cinco años.

El director general médico, Antonio Requena, se refirió a la expansión del grupo. En 2014 se abrieron clínicas en Málaga, Benalmádena, Cartagena y San Sebastián. También en Hyderabad, Chennai y Jalandhar (India). Este año ya se ha abierto un nuevo centro en Alcorcón y están previstas inauguraciones en Albacete, Pamplona, Salamanca, Algarve (Portugal) y nuevas localidades de la India como Pune, Surat, Andheri, Delhi II, Jaipur, Indore, Lucknow e Hisar. Además, el IVI ha anunciado su expansión hacia Italia y Oriente Medio.

100.000 niños después, Antonio Pellicer ha relatado que en estos 25 años, el IVI ha “revolucionado la medicina reproductiva. Hemos publicado 681 artículos en revistas internacionales y hemos dirigido 87 tesis doctorales”. "Muchas de estas investigacinoes han sido decisivas para que a día de hoy el éxito de la medicina reproductiva sea tal", añadió.