Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El boicot ruso hunde un 40% los precios de los productos frescos de Mercabarna

Los productores amenazan con llevar a la Comisión Europea ante los tribunales

La crisis provocada por el boicot ruso a productos europeos suma consecuencias en Cataluña: la imposibilidad de colocar la producción en ese mercado ha generado un excedente y ha hundido los precios de los productos frescos de Mercabarna, donde las tarifas que ofrecen los mayoristas han caído entre un 40% y un 50%, según Assocome, la asociación de concesionarios del segundo mayor mercado español de abastos. "Fundamentalmente exportamos tomates, pepinos y pimientos y el boicot es un golpe mortal para nosotros", declaró ayer el presidente de la asociación, Joan Llonch a Efe, en referencia a las repercusiones que tendrá la actuación rusa sobre su empresa, Gavà Grup.

Llonch fue uno más de los que ayer denunciaron la intervención de la Unión Europea, que prevé ayudas por un importe de 440 millones al sector, una cuantía que los empresarios creen insuficientes. De hecho, los productores de fruta dulce anunciaron ayer que estudian denunciar al Gobierno comunitario ante el Tribunal de justicia de la UE por no haber activado semanas atrás los mecanismos de compensación cuando la perturbación del mercado "ya era manifiesta". El sector considera que la UE ha agravado la difícil situación en la que ahora se encuentran.

Mientras preparaban medidas en los despachos, los transportistas con fruta y verdura española sufrían ataques en la frontera por parte de los agricultores franceses, que denuncian que los productores españoles ha reducido drásticamente sus precios para competir en el mercado galo, incluso perdiendo dinero. La presidenta de Asaja, Rosa Pruna, reclamó al Departamento de Agricultura y al Ministerio medidas para placar esos ataques.