Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO EMARSA

La Audiencia Nacional condena a la expareja de Jorge Roca por blanqueo

La sala de lo Penal le ha condenado a 19 meses de prisión y 1.123.053 euros de multa

La Audiencia ha acordado la inmediata libertad provisional de María Aguila Aladren

La única encarcelada de los 29 imputados del caso Emarsa, la expareja del empresario fugado Jorge Ignacio Roca, María Águila Aladrén, se ha convertido en la primera condenada por el monumental saqueo de la depuradora de Pinedo (Valencia). La sentencia llega tres años después de estallar el escándalo. La sección primera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional impone a Aladrén 19 meses de cárcel y una multa de 1.123.053 euros por blanqueo de capitales. Y, en paralelo, ordena su excarcelación provisional. La acusada llevaba 15 meses en prisión. El juez apreciaba riesgo de fuga.

Se demuestra así que Aladrén blanqueó capitales de la depuradora de Pinedo a través de tres cuentas corrientes y de la sociedad Lot Monopoly, radicada en Salviac (Francia) que constituyó con su hija menor. Los fondos de más de un millón de euros procedían de los negocios de las firmas de Roca Erwinin, Pintergreen, Zonday Investment y Agrolemos. Una constelación societaria de la que se sirvió el prófugo para ingresar millones de euros por trabajos nunca prestados que constituyeron, presuntamente, una de las principales vías del saqueo de la depuradora: facturar por nada o a tarifas de estratosféricas.

A través de Lot Monopoly, Aladrén adquirió en Francia 15 inmuebles por más de un millón de euros. Y entre 2010 y 2011 transfirió 605.000 euros a una cuenta de Roca en Malta. El juez bloquea dos cuentas corrientes a nombre de la acusada. Y estima que las operaciones de blanqueo causaron un prejuicio a Hacienda entre 2006 y 2009 de dos millones de euros.

La condena forma parte de la pieza ocho del caso Emarsa, que el juzgado de Instrucción número 15 de Valencia envió el pasado agosto a la Audiencia Nacional, ya que los delitos se cometieron en el extranjero. El juez Vicente Ríos encara en el juzgado valenciano la recta final de la instrucción. Solo resta la declaración voluntaria en enero del exdirector financiero de la depuradora, Enrique Arnal.

Más información