Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo retraso en los pagos de la Generalitat a los hospitales concertados

Economía culpa al Estado de la demora por no haber abonado los Fondos de Liquidez Autonómica

La patronal sanitaria descarta, por el momento, falta de pagos a los trabajadores

Encierro en el Hospital Sant Pau. Ampliar foto
Encierro en el Hospital Sant Pau.

La Generalitat, con las arcas vacías y con su principal medida de contención del gasto sanitario tumbada por el Tribunal Constitucional, dejará de pagar nuevamente parte de sus facturas a los hospitales y centros de atención primaria (CAP) concertados de Cataluña. Este mes de enero, el Gobierno catalán abonará solo un 75% del total de los conciertos sanitarios. Sin justificación por parte del Departamento de Salud, ayer fue un portavoz de Economía quien explicó que se ven obligados a demorar el abono “porque el Gobierno central aún no ha pagado los Fondos de Liquidez Autonómica de 2013”.

Con esta nueva demora en el pago, la Generalitat acumula ya con los centros sanitarios concertados una deuda de un mes y 20 días, unos 580 millones euros. El coste que tiene para el Institut Català de la Salut (CatSalut) los servicios prestados por la sesentena de 60 hospitales y CAPs privados asciende a 345 millones mensuales, de los cuales, 86,25 millones no serán pagados a tiempo este mes. Y aún no hay fecha para que se realice el abono. “No sabemos cuándo se hará este pago ni los que se deben desde 2012”, ha reconocido una portavoz del Departamento de Salud.

Desde La Unió, principal patronal del sector sanitario privado de Cataluña, advirtieron ayer de que hay varios hospitales que están en una situación financiera “muy difícil”. Una portavoz de la asociación dijo que lo primero que harán los centros es ir a los bancos para buscar financiación. En caso de no conseguirla, “algo muy normal teniendo en cuenta lo complicado que es acceder a créditos en esta época”, la patronal retrasará sus pagos con los proveedores, ya sean de material como de servicios.

El Gobierno debe ya

más de 550 millones a

los hospitales catalanes

Este retraso no es una novedad. En poco más de un año, el Gobierno catalán ya ha aplicado idéntica medida en cuatro ocasiones. En julio del pasado año, la Generalitat anunció el primero de los impagos de 2012. En esta primera ocasión la demora fue del 100% del concierto con estos centros. Cinco meses después, en diciembre, llegó el segundo retraso. Esta vez fue de un 40%. Un 80% de los hospitales y un 20% de los CAPs de Cataluña son de titularidad privada.

La patronal sanitaria descartó ayer que se vayan a producir impagos a los trabajadores. “Esto sería el último paso”, pero insistió en que los retrasos del Gobierno están afectando a las cuentas de sus centros asociados, ya que el 90% de la facturación corresponde a trabajos para la sanidad pública.

Lluís Monset, director de ACES, otra de las patronales del sector, recordó que ya hay centros sanitarios concertados que el pasado año retrasaron las nóminas de sus trabajadores por los impagos de la Generalitat. Pero insistió en la idea de sus homólogos y matizó que el grueso de los retardos lo están cargando sobre los proveedores de servicios de los hospitales.

Monset descartó que los centros asociados a su patronal vayan a tomar medidas drásticas. “Cada hospital y cada CAP tiene su situación económica propia; hay algunos que tienen más cojín y esta demora no les plantea problema alguno”, explicaba.

Pero otros centros sí que tienen más dificultades para afrontar la deuda de la Generalitat. Algunos hospitales han planteado ya al Gobierno catalán la posibilidad de dejar de pagar la Seguridad Social hasta que no se les abone lo que se les debe por los conciertos.