Fácil, rápido e indoloro: cómo más de 20 ingredientes logran el increíble efecto de la crema depilatoria

El arma química perfecta para desintegrar cualquier pelo

Descarga gratis el nuevo número de BUENAVIDA haciendo 'clic' en la imagen.
Descarga gratis el nuevo número de BUENAVIDA haciendo 'clic' en la imagen.

“Fácil, rápido e indoloro” es el reclamo de la crema depilatoria, ese ungüento que en solo minutos —y sin desagradables tirones— consigue dejar sin pelo la zona del cuerpo en la que lo echemos. Pero, ¿qué clase de magia negra se encuentra dentro de su bote para conseguir tal resultado? La respuesta es algo más de una veintena de ingredientes que combinados entre sí se convierten en el arma química perfecta para desintegrar el vello. “El pelo es elástico y no se puede romper fácilmente, pero esos principios activos atacan la queratina —su principal proteína— y lo debilitan”, explica José Aguilera, profesor de Dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga. Como resultado, el vello se elimina simplemente pasando una espátula de plástico o madera sin riesgo a gritar de dolor.

Cada crema refleja en su etiqueta todo aquello que incluye, pero echarles un vistazo surgen las dudas. La primera es están escritos en una nomenclatura específica que incluye ingredientes en inglés y otros, como los de origen botánico, con sus nombres de género y especie en latín. La segunda es que —aunque estuvieran en español— seguirían siendo incomprensibles para la inmensa mayoría de la población. Y la tercera, que cada marca utiliza recetas diferentes y, si no sabemos traducir sus elementos, mucho menos podremos comparar. “La verdad es que hay toneladas de ingredientes distintos”, asegura Rubén Hernández, presidente de la Asociación Española de Cosmetólogos y Cosmiatras (Aecosm), quien reconoce la complejidad para que el consumidor comprenda lo que hay dentro del bote. Explicamos lo que tiene con ayuda de estos expertos.

Aqua · Agua. Empezamos por lo fácil. El H₂O es el ingrediente con más presencia dentro de las cremas depilatorias. Suele rondar el 60% de la composición y su función es, según los expertos, la de hidratar y rellenar.

Cetearyl Alcohol · Alcohol cetearílico. Es un alcohol graso que producen las plantas y los frutos de forma natural. Se usa como emulsionante y estabilizador de emulsiones para estabilizar las cremas, así como para espesarlas y darles más consistencia. También es hidratante y tiene efecto emoliente (o lo que es lo mismo, suaviza la piel).

Los principios activos atacan la queratina y debilitan el pelo.
José Aguilera, profesor de Dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga

Paraffinum Liqidum · Parafina líquida. El aceite de parafina es un derivado del petróleo o el carbón. Se usa como protector de la piel al formar una película sobre ella. Además, ayuda a que la crema tenga un tacto agradable y consistente. “Su mayor problema es que es muy poco biodegradable y por tanto afecta a la contaminación del medio ambiente cuando se elimina de la piel tras el lavado”, dice el presidente de Aecosm.

Potassium Thioglycolate · Tioglicolato de potasio. Es el ingrediente que hace la magia de esta crema, el que se encarga del trabajo duro: romper las estructuras de aminoácidos de la queratina y facilitar el efecto depilatorio en sí. Tiene un alto contenido en ácido tioglicólico, principio activo que fulmina el pelo hasta hacerlo lo suficientemente débil como para quebrarse cuando se retira la crema con suavidad. Suele ser el 4% del producto.

Calcium Hydroxide · Hidróxido de calcio. Se utiliza como complemento del tioglicolato de potasio porque aumenta el pH por encima de 12, lo que ayuda a destruir los enlaces de los aminoácidos de las proteínas del pelo. Traducido: es como añadir refuerzos a un gran ejército cuya guerra es romper la estructura del vello y ponértelo en bandeja para que lo elimines fácilmente. Su presencia también ronda el 4% de la receta.

Ceteareth-20. Este clásico de los productos cosméticos funciona como emulsionante universal. Es el agente que consigue que los ingredientes grasos y los acuosos vivan en felicidad y armonía, otorgando un aspecto más que decente a la crema. Sin él, los aceites quedarían por un lado y el agua por otro, resultando algo parecido a una mayonesa cortada. De hecho, el ceteareth-20 tiene la misma función que la lectinina en esta salsa: con ella se consigue la emulsión entre el huevo y el aceite para conseguir una salsa perfecta. “Cualquier cosmético es como una mayonesa”, destaca Aguilera.

El tioglicolato de potasio es el ingrediente que se encarga de romper las estructuras de aminoácidos de la queratina y facilitar el efecto depilatorio en sí.

Talc · Talco. En la naturaleza, el talco es una roca bastante debilucha, que se reduce fácilmente a polvo. Este mineral suele utilizarse en cosmética para aumentar la opacidad de la crema, dar solidez y absorber la humedad. También se incluye para dar consistencia a la fórmula.

Glycerin · Glicerina. Es un producto que suele ser elaborado a partir de aceites vegetales. En este caso ejerce de humectante (es decir, absorbe la humedad) y también de protector de la piel, a la que deja más suave. “Sin este tipo de ingredientes, la crema sería una manteca dura”, cuenta Aguilera. Pero con él, es suave, brilla y posee una viscosidad gustosa para que te apetezca untarte en ella.

Parfum · Perfume. Los sulfuros añaden a las cremas un estupendo olor a huevo podrido. Por eso, cada marca los contrarresta con elementos cuyo principal objetivo en la vida es que no pongas cara de asco cuando abras el bote. La normativa permite no especificar qué perfume o mezcla de perfumes utiliza cada fabricante para proteger el secreto de cada fabricante. Sí hay obligación de especificar si incluye algún ingrediente alérgeno incluso en minúsculas cantidades.

Más información

Polyethylene · Polietileno. Sí, es lo que piensas: plástico. Técnicamente este tipo de ingredientes se denominan estructura de soporte. Para los menos técnicos, su trabajo no es más (ni menos) que crear una película para estabilizar la fórmula de la crema para que se mantenga igual durante varios meses y sea igual de efectiva transcurrido ese tiempo. También está muy presente en lápices de labios y maquillajes. Pero ojo, las llamadas bolas de polietileno que todos conocemos como microplásticos que se usaban como exfoliantes fueron prohibidas en 2018, así que este polietileno no tiene nada que ver.

Sodium gluconate · Gluconato de Sodio. Actúa como quelante para mejorar la apariencia del producto. ¿Y qué es un producto quelante? En el blog Ciencia y Cosmética lo definen como “una sustancia química que da abrazos” y especifican que los regala de forma selectiva: solo a quien le interesa. En este caso, los metales. Se convierte así en el antioxidante del grupo, trabajando como conservante para que la crema se mantenga intacta desde que se produce hasta que pasa al almacén, a la estantería del súper y, finalmente, a tu casa.

Aloe Barbadensis Leaf Juice · Zumo de hojas de aloe vera. El gel de esta planta actúa como humectante, promotor de la elasticidad y preventivo del envejecimiento. También tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, promueve la curación y hace de calmante, para que tu piel no se degrade mientras te depilas. Vamos, una de las mejores cosas que te ha pasado leyendo este texto.

Hexyl Cinnamal. Este es un ingrediente que forma parte del perfume. Aquí la pista: aporta un aroma con ciertas similitudes al que da la flor del jazmín. Es sintético, pero también alérgeno: es, de hecho, uno de los 26 que están regulados por la Unión Europea, quien obliga a que, cuando forme parte de la fórmula, sea reflejado en su etiqueta. Sin él, la crema olería regular (siendo optimistas).

Sin los perfumes, las cremas depilatorias olerían a los sulfuros (un aroma muy similar al de un huevo podrido).

Linalool. Es un componente de los aceites esenciales que se encuentran en la naturaleza en plantas, cortezas o frutos, como el de romero, tomillo o lavanda, por ejemplo. Su trabajo aquí es el de aportar fragancia. También puede causar alergia, así que igualmente hay que declararlo de manera obligatoria.

Citric Acid · Ácido Cítrico. Es un ácido presente en multitud de frutas, especialmente en las cítricas, que por algo llevan ese nombre: naranjas, limones, pomelos, mandarinas... Tiene propiedades conservantes y antioxidantes. Es precisamente por lo que se incluye en este tipo de cremas: regula el pH y evita la oxidación, además de ayudar a una mejor hidratación y cuidado de la piel. De paso, aporta aroma a limón, que nunca viene mal.

Potassium Sorbate · Sorbato de potasio. Básicamente, es sal y procede del ácido ascórbico. O lo que es lo mismo, la vitamina C. Es uno de los conservantes de la crema para que no caduque al día siguiente de abrirla y se ponga rancia en un pispás.

Sodium Benzoate · Benzoato de sodio. Otra sal. Esta vez procedente del ácido benzoico, el mismo del que salen los conservantes E-210, E-211, E-212 y E-213 que encuentras en muchos alimentos. En todos los casos, incluida la crema, ejerce de antioxidante. Además, aporta un aroma parecido al de las almendras.

Disodum Edta · Edta Disódico. Se trata del ácido etilendiaminotetraacético, que ejerce de quelante (como el Gluconato de Sodio).

Bisabolol. Se trata de un activo proveniente de la camomila que tiene propiedades calmante y antiirritante.

El aceite de coco es rico en ácidos grasos que suavizan y nutren la piel.

Cocos nucifera Oil · Aceite de Coco. Si bien para comer este aceite es igual de malo que el de palma, para las cremas es otra historia. Es rico en ácidos grasos beneficiosos para la piel, a la que suaviza y nutre. Además, también posee propiedades antioxidantes.

Tocopherol · Tocoferol. Básicamente, vitamina E, un excelente antioxidante.

Urea. Es una sustancia natural que ayuda a hidratar la piel y ayuda a aliviar el picor. Es también uno de los componentes del Factor de Hidratación Natural de la piel, es decir, esas sustancias que mantienen tu piel en correctos niveles de hidratación entre las que también hay aminoácidos, lactatos, azúcares y otros muchos más.

Sorbitol. Es un alcohol de azúcar y no tiene nada que ver con el alcohol que te estás imaginando. Se utiliza como humectante de la piel, es decir, que le ayuda a retener la humedad para mantenerla hidratada.

Butyrospermum parkii Butter · Manteca de karité. El karité es un tipo de árbol africano de cuyos frutos se extrae la manteca. Este ingrediente contiene triglicéridos, ácidos grasos y vitaminas A, D y E entre otros activos beneficiosos. Una mezcla que, como hemos visto en las sustancias anteriores, es un auténtico chollo para la piel.

CI 77891. Parece el nombre de un robot de La guerra de las galaxias, pero realmente es dióxido de titanio y tiene múltiples funcionalidades. Una es decorativa, porque sirve para dar color blanco al cosmético, además de aportarle brillo y textura. Además, ayuda a que la piel absorba las grasas, facilitando un efecto mate y minimiza el brillo para que, una vez te eches la crema, no parezcas las uñas de Rosalía. El dióxido de titanio también tiene función fotoprotectora, pero tendría que estar en una concentración mayor y aparecería en la etiqueta como Titanium Dioxide expresamente. Así que si solo aparece en forma de número, como es en este caso, cuidado, que no te protegerá del sol.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50