Tribuna

Historia de una consulta

Historia de una consulta. El referéndum británico sobre la permanencia en la Comunidad Europea tuvo antecedentes que, a juicio del autor, permiten establecer un paralelismo con el que va a celebrarse en España el miércoles sobre nuestra continuidad en la OTAN.

Tribuna:LA CAMPAÑA DEL REFERÉNDUM

Votar sí

Votar sí. Resulta evidente que el debate sobre la Alianza Atlántica no es un debate fácil. Es evidente asimismo que para el Gobierno se trata de un tema extraordinariamente arduo y que en el referéndum corre riesgos muy serios. Habrá que aceptar que el Gobierno ha tenido que creer muy profundamente que la propuesta que formula es la mejor posible para una política de paz y de seguridad, y que esta propuesta sólo era viable si se respalda por un referéndum, para aceptar a cambio correr unos riesgos tan considerables.Un debate sobre la Alianza. Atlántica es difícil porque abre las puertas de un armario lleno de fantasmas ideológicos, fantasmas en los que el propio partido socialista ha creído. También porque excita partidismos que, más que atender a los intereses nacionales, buscan sacar rentabilidad electoral aun a costa de defender posiciones opuestas a lo que se piensa que es bueno para los españoles (el caso de quienes acuerdan la abstención activa) o de evadir la responsabilidad, exigible a toda organización política y a todo dirigente, de definir con claridad la posición propia, aunque ello implique costes (el caso de quienes acuerdan la libertad de voto).