Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La china OPPO estrena el móvil con la carga más rápida del mundo

El Reno Ace, una apuesta por la gama media-alta, incluye una batería de 65W que alcanza el 100% de los 4.000 mAh en 29 minutos. La marca tiene ya lista una aún más veloz

Una usuaria muestra un modelo del Reno Ace de Oppo.
Una usuaria muestra un modelo del Reno Ace de Oppo.

Solo han pasado tres de años desde que OPPO publicitaba sus móviles en China con el lema Cinco minutos de carga te dan dos horas de conversación. Consciente de que la batería ha sido tradicionalmente uno de los puntos flacos de los móviles, la marca de Shenzhen apostó sin fisuras por este componente y desarrolló su propia carga rápida: VOOC. El objetivo era evitar que los usuarios más enganchados al aparato tengan que cargar con una batería externa.

Comenzó entonces una carrera por desarrollar nuevas tecnologías de baterías y el resto de fabricantes no tardó en darle alcance. Así que, el año pasado, dio un salto y estrenó el SuperVOOC de 50W en el OPPO RX17Pro. En vez de una batería, incorporó dos que se cargan de forma paralela en solo 40 minutos. Pero, una vez más, Huawei le dio caza con el sistema de 40W que estrenó el Mate 20 Pro, así que OPPO ha tenido que ir un poco más allá en el SuperVOOC 2.0 que incluye el último miembro de la familia Reno, el Reno Ace.

Vivo ha mostrado ya su carga de 120W. Todavía se encuentra en fase experimenta. Su batería se carga en solo 13 minutos

Este aparato, que copia las formas de sus antecesores y se olvida de la cámara anterior retráctil en forma de aleta de tiburón del Reno Zoom 10X y el Reno 2, estrena una carga de 65W que, de momento, no tiene rival en el mercado. EL PAÍS lo ha podido probar y ha comprobado que la batería de 4.000 mAh. -una capacidad estándar para móviles de su tamaño- pasa de cero a 100% en solo 29 minutos. Y pronto ese tiempo será demasiado, porque Vivo -que también pertenece al conglomerado BBK, junto a OPPO, OnePlus y Realme-, ha mostrado ya su carga de 120W. Todavía se encuentra en fase experimental, pero si el año que viene se incluye en un terminal de características similares a las del Reno Ace, su batería estará completamente cargada en solo 13 minutos.

Sin duda, las marcas chinas cuentan con ventaja a este respecto, porque el gigante asiático se ha convertido en la meca de las baterías. No en vano, produce ya el 60% de las de litio, las que montan los móviles. En gran medida, eso se debe al interés del Gobierno por reducir la dependencia de los combustibles fósiles y a su apuesta por la movilidad eléctrica. “Es un buen acicate para invertir en el desarrollo de nuevas tecnologías. Vamos avanzando, pero el punto de inflexión no llegará hasta que hagamos realidad las baterías sólidas. Ese puede ser el momento en el que nuestra vida vuelva a cambiar de forma radical”, avanza Yao Shijing, vicepresidente de Tafel, uno de los principales fabricantes chinos de baterías. Según él, la experiencia que ofrecían aquellos móviles Nokia que duraban una semana sin necesidad de cargarlos podrían estar a la vuelta de la esquina.

El punto de inflexión no llegará hasta que hagamos realidad las baterías sólidas. Ese puede ser el momento en el que nuestra vida vuelva a cambiar de forma radical

Hasta entonces, el objetivo es que duren un día completo y que se carguen lo antes posible. El OPPO Reno Ace logra lo primero con nota, pero sobresale en lo segundo. Además, no se olvida del resto de componentes e incorpora los elementos propios de la gama alta: el procesador Snapdragon 855+ acompañado de hasta 12 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento interno, una pantalla AMOLED de 6,5 pulgadas con una muesca en forma de gota, y una cámara principal con cuatro lentes distintas -gran angular de 8 megapíxeles, estándar de 48 mpx, un telefoto con dos aumentos de 13 mpx, y un sensor para añadir datos sobre la profundidad de campo y mejorar así el modo retrato-. Quien vea similitudes con el OnePlus 7 o el Realme X2 Pro no delira, porque los parecidos son más que razonables.

No obstante, OPPO ha decidido apostar por la mejor relación calidad-precio, y en China el Reno Ace se puede adquirir desde 3.199 yuanes (420 euros al cambio). Todavía no tiene fecha de lanzamiento en España, ni se conoce el precio al que lo hará, pero todo apunta a que se convertirá en un serio contendiente para el creciente catálogo de móviles chinos que ofrecen especificaciones de la gama alta con un precio muy ajustado. “La competencia, al final, beneficia al consumidor”, afirman desde la marca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información