Hugh Forrest: “Juntar a cineastas con informáticos es explosivo”

El creador del festival multimedia de referencia, SXSW de Austin, cree que la mezcla de formatos marca el futuro de la cultura digital

Hugh Forrest, en Zaragoza.
Hugh Forrest, en Zaragoza.David Asensio

Empezó como un evento local, pero el festival SXSW de Austin (Texas) se ha convertido en una fábrica de Trending Topics constante. Hugh Forrest (Austin, 1962), su fundador, está en España con motivo del V Congreso Iberoamericano de Cultura en Zaragoza. Antes de montar uno de los grandes eventos culturales de Estados Unidos intentaba ser escritor en un periódico que se publicaba cada seis semanas. Considera que de aquel tiempo le llega la facilidad para conectar con gente distinta.

Pregunta. ¿Qué es el SXSW?

Respuesta. Una reunión de amigos que ha ido creciendo en el tiempo de manera desmedida. El evento es una reflexión más allá de la propia comunidad que ha demostrado gran fuerza para poner algo de moda.

P. ¿Cómo fueron los comienzos?

R. La primera edición fue en 1987, solo con música. Después añadimos multimedia, con vídeo. En 1994, por primera vez, se incluyó el contenido interactivo. Crecimos de manera natural, con nuestros errores, sin mucho dinero y sin apoyo de las marcas. En los últimos años son muchos los que me piden consejo para hacer algo similar y yo siempre digo que vayan poco a poco, que hacer algo grande el primer año es una locura.

P. ¿Por qué en Austin?

R. Porque soy de allí (risas), pero también porque es un lugar lleno de creatividad, con una Universidad grande y una mezcla especial, desde creadores de cortos a criadores de ganado a gran escala. No hacemos más que ser una expresión de esta curiosa combinación. Sí reconozco que ahora damos luz y ayudamos a dar audiencia a los que se presentan aquí.

P. ¿Cómo hace para tener equilibrio entre cine, música y contenido interactivo?

R. Es lo más difícil en teoría. En la práctica, son industrias cercana, que se tocan y se enriquecen. Juntar a directores de cine con desarrolladores es explosivo.

P. ¿Qué atrae más gente?

R. El interactivo, sin duda, con más de 35.000 asistentes. El de cine, 15.000. Música se queda en 8.000. Aunque dura nueve días, lo razonable es ir tres o cuatro.

P. La ciudad, ¿también ha cambiado?

R. Hemos crecido de la mano. Con retos como el alojamiento o el tráfico durante los días del festival, pero contentos por el reconocimiento que recibe un lugar sencillo con grandes nombres. El exvicepresidente Al Gore, amante de la tecnología y miembro del consejo de Google y Apple, es uno de los que no falta.

P. Twitter se presentó aquí y salió lanzado...

R. Sí, vinieron en 2007 y no han dejado de crecer desde entonces. En 2009 pasó algo parecido con FourSquare. También Pinterest y Airbnb estallaron tras su paso por el festival. Pero vamos, en el caso de Twitter, de haberlo sabido, me hago inversor cuando todavía necesitaban ayuda.

P. ¿Qué consejo le daría a una startup que quiera presentarse allí?

R. Para cualquier proyecto digital es importante tener un plan claro, saber con qué personas quieren verse y organizar bien el tiempo. Si hay algo que puedan aprender, mejor que mejor. Los temas que están despertando más interés son moda, medios sociales, alimentación y la fusión entre salud y tecnología.

P. ¿Cómo es que organizan un evento con el mismo nombre en Las Vegas?

R. Tuvo su éxito, pero nada que ver con Austin. Son eventos menores centrados en un solo tema.

P. ¿Imagina uno en España o América Latina?

R. (Carcajada) Poco a poco. Nunca pensamos en eso, porque Austin es especial. Somos lo que somos… Lo mejor es que se intente crear esa atmósfera en más sitios porque estoy seguro de que esa creatividad es global.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50