Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Conquistadores del Nuevo Mundo’ aviva el debate del colonialismo

Dos demandas en Argentina por "fomentar esa superioridad bajo la fachada de una presunta necesidad de civilizar"

Boceto del videojuego 'Conquistadores'. Ampliar foto
Boceto del videojuego 'Conquistadores'.

El Jardín de la República Argentina conserva la huella de la lucha por la Independencia. La provincia de Tucumán, la más pequeña del país, fue el lugar donde se consiguió despedir a España como soberano transoceánico. Era el 9 de julio de 1816. Casi dos siglos después una empresa danesa, Logic Artists, lanza un videojuego: Conquistadores del Nuevo Mundo. Al otro lado del Atlántico reacciona el defensor del pueblo, Hugo Cabral, que reclama respeto por una herida aún en carne viva. La semana pasada presentó dos demandas: ante la Justicia Federal argentina y ante el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI).

Cabral pide que lo retiren de los buscadores, está a la espera de la actuación de los organismos. "Es la recreación del genocidio perpetrado en América en el siglo XV. Estoy pensando presentarlo también ante la Federación Iberoamericana del Ombudsman". Una agrupación autónoma de defensores del pueblo de 16 países de América Latina, Andorra, España y Portugal. "He hablado con su presidente, Anselmo Agustín Sella. Pensamos que es interesante aprovechar, y visibilizar esto ante la población". Cabral, flemático, argumenta que mientras las guerras entre países europeos se daban entre iguales, la conquista de América se justificó por la superioridad racial y étnica del europeo sobre el aborígen. "El juego fomenta esa superioridad bajo la fachada de una presunta necesidad de civilizar".

A 10.000 kilómetros de distancia, el sentimiento de enfado es patente en la pausada voz de Cabral, que atraviesa el teléfono con fuerza cuando enfatiza. "Lo que ocurrió es banalizado hasta el nivel de entretenimiento. Parece que no importan las vidas segadas, la destrucción y el exterminio de pueblos enteros". Para el político tucumano Conquistadores se convierte en un ataque directo a los sentimientos más íntimos de los pueblos originarios de América. "Es indignante ver como el dolor es explotado para promocionar un divertimento con fines comerciales".

Boceto del videojuego 'Conquistador'. ampliar foto
Boceto del videojuego 'Conquistador'.

Manuel Delgado, doctor en Antropología y profesor en la Universidad de Barcelona, argumenta que Occidente jamás llegará a imaginar lo que fue la colonización. “Europa llegó a sangre y fuego. Si lo comparara con el exterminio nazi me quedaría corto. Nunca alcanzaremos a conocer las dimensiones: 25 millones de muertos abiertos en canal y colgados de los árboles”. Delgado defiende que todavía hay muescas de aquel sentimiento colonialista: “La famosa frase del Rey, '¿Por qué no te callas?'. O el problema con el avión de Evo Morales hace unos días”. Para el antropólogo, intenso y apasionado en su argumento, la herida no es antigua. “No es rencor del pasado sino del presente. La colonización continúa con el capitalismo occidental expoliando los recursos de Latinoamérica. La miseria de muchos de los pueblos de Latinoamérica es fruto de aquel primer día en el que pisamos el Nuevo Mundo”.

Una llaga que empezó a tratarse desde las instituciones argentinas en 1994, con una reforma constitucional que reconoció los derechos de los pueblos nativos argentinos. La reivindicación histórica ha estado especialmente viva durante la última década. Un trabajo arduo y complejo que, para Cabral, se ve diezmado por la historia del Conquistadores. “Produce un efecto pedagógico negativo: naturalizar los aspectos negativos del proceso de conquista. El racismo, la violencia, la codicia sin límites, la deshumanización del otro. Arroja más sal en una herida aún abierta".

Un dolor inconscientemente causado. El alcalaíno Juan Ortega tiene 29 años. Es director técnico de Logic Artists y responsable de programación del juego, que tiene, hasta ahora, 84 reseñas más que positivas de webs de distintos países y una puntuación de 78/100 en IGN, la más importante página de valoración de videojuegos del mundo. El equipo, con sede en Copenhague, no esperaba esta polémica. “Todos los días buscamos en Google qué ha salido sobre el juego. Cuando vimos esta nos sorprendió”. Afirman que no pretenden dar clases de historia: "Está basado en el descubrimiento de América, pero no son los acontecimientos reales. Es una historia alternativa antes de que Hernán Cortés llegara a América y tampoco es el primer juego con esta temática". El título más vendido de la saga Age of Empire de Microsoft tiene la misma temática. "Nosotros damos mucho valor a las elecciones del jugador: puedes elegir ser bueno o no serlo, aliarte con los aztecas o luchar. Ni siquiera los nombres son reales. La carabela María Teresa se llama así por mi madre y hasta yo soy uno de los personajes del juego”.

“Parece que no importa el exterminio de pueblos enteros”, dice el Defensor del Pueblo de Tucumán

Ortega insiste en que el juego no es en absoluto racista ni xenófobo: “No tomamos posición sobre lo que pasó durante la conquista de América. Esto no es algo que solo lo digamos nosotros sino los análisis que hemos tenido por parte de la prensa especializada. Destacan como la calidad de la escritura, la aventura que se plantea, y la capacidad del jugador de decidir como quiere actuar en cada momento”. El juego, de estrategia por turnos, fue financiado a través de la web de crowfunding Kickstarter. Recaudó 58.896 euros en 40 días: el 65% del coste total. La empresa danesa CAT terminó de financiarlo: el empujón final que necesitaba Logic Artits, que nació con este juego, para convertirse, según los expertos, en una promesa del sector.

Tres jóvenes la fundaron en octubre de 2011, ahora ya son diez de seis nacionalidades distintas. Ortega explica que el final del videojuego varía: “Las distintas combinaciones según las acciones del jugador daban para un total de 20 finales distintos”. El final de la historia real del descubrimiento de América aún está por definir. Mientras, algún aficionado a los videojuegos comprará Conquistadores y aparecerá la primera frase de la aventura: "Corría el año 1518. Todavía recuerdo el instante en el que la María Teresa zarpaba rumbo a Santo Domingo". Lo que pase a continuación dependerá del jugador. “Han pasado 500 años y España sigue en la encrucijada de definir los términos de su relación con América”, concluye Cabral.

Tráiler oficial del videojuego 'Conquistadores del Nuevo Mundo'.