Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple, de 705 dólares a 595 en un mes

Desde el año 2008 la compañía no había tenido un mes tan malo en Bolsa como el periodo septiembre-octubre

Apple, de 705 dólares a 595 en un mes

Era septiembre cuando Apple llega a su cima en el Nasdaq, con su acción cotizando por encima de los 705 dólares. Octubre lo cerró a 595. Entre medio, aparentemente, grandes éxitos populares con sus productos, grandes colas en las tiendas para comprarlos, el relevo ordenado de la anunciada muerte de Steve Jobs y, aparentemente, grandes resultados económicos.

Sin embargo los analistas financieros parecen no tenerlo tan claro para que desde hace un mes, día a día, la acción vaya perdiendo puntos. Si bien es cierto que sus nuevos aparatos iPhone 5 o iPad Mini parece reservarse en tiempos récords, incluso venderse más que nunca en el primer fin de semana, como la empresa se encarga de publicitar, luego escarbando en las últimas cuentas trimestrales se ve que se vendieron menos tabletas que en el trimestre anterior, aunque solo las ventas del iPad superan todas las de la compañía RIM (Blackberry). Y las ventas de unidades del reproductor musical iPod cayeron un 19% y, en ingresos, un 29%.

Ahora también los analistas, a toro pasado, van juntando contratiempos como el fallo de los mapas en el nuevo iPhone 5, que rompió la imagen de perfección de la marca. Tampoco ayuda a esa imagen lineal y avasalladora de la marca que saque un nuevo e "increíble iPad siete meses después que el anterior que ya era "increíble" y, por supuesto "revolucionario", o que anuncie una tableta mini cuando Steve Jobs había renegado de ella. Peor aún, se temen los analistas, que la gente se lance a por esta tableta en lugar de comprar la grande, lo que supondría una diferencia de precios sustancial (329 dólares contra unos 700, según las características) erosionando así los márgenes de beneficios de Apple.

El último movimiento de Tim Cook, relevando de la cúpula directiva a primeras figuras de la era Jobs, también ha removido muchos comentarios, aunque con ello Cook haya cohesionado su equipo a su imagen y semejanza. La clave del futuro de Apple no estará, sin embargo, en las ventas de Mac, ni de iPod ni siquiera de las tabletas iPad. Su salud financiera seguirá dependiendo de las ventas de iPhone.