Nueva teoría de la puja en subastas de Internet

Simone Pigolotti concluye que cambia el comportamiento según el número de jugadores

El comportamiento de los jugadores de subastas por Internet cambia según sea su número. “Con pocos, todos tienen las mismas posibilidades de ganar; si hay muchos, los jugadores de la banda intermedia tienen más posibilidades”. Estas son las principales conclusiones de Simone Pigolotti, de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

Pigolotti, investigador del grupo de investigación en Dinámica no Lineal, Óptica no Lineal y Láseres de la UPC, ha aplicado la metodología matemática de la teoría de juegos para averiguar cómo se comportan los jugadores de subastas por Internet. La investigación, realizada con profesores suecos, daneses e italianos, les ha llevado a descubrir hasta qué punto los jugadores son racionales en sus decisiones, cuáles son los rangos de pujas ganadoras y las diferencias de actitud en subastas según el número de apostantes.

Pigolotti estudió durante un año las subastas del sitio Option Air, donde gana quien puja la cantidad más baja y única; es decir, no son sitios de subastas abiertas como eBay. “Me interesaba estudiar el comportamiento de la gente en este tipo de subasta porque no es tan complicado como la teoría de los juegos que se aplica al mundo de las finanzas, donde no se sabe si el inversor actúa de forma racional o no”, explica Pigolotti. “Tampoco es algo tan teórico como las pruebas de laboratorio. En estas subastas el comportamiento de la gente es muy racional”.

Pigolotti, de 34 años de edad, explica que eligieron Option Air, “porque nos dejaron ver todo su histórico de subastas y pujas realizadas. Tienen bastantes datos y desde bastante tiempo”.

“Cuando en la subasta participan más de mil jugadores, estos jamás llegan a un equilibrio y la probabilidad de ganar ya no depende del azar"

El físico italiano llega a la conclusión de que en las subastas con menos de mil jugadores todos tienen la misma oportunidad.“Hay un equilibrio entre ellos que se produce de una forma azarosa”.

Esto se rompe en subastas de más apostantes. “Cuando en la subasta participan más de mil jugadores, estos jamás llegan a un equilibrio y la probabilidad de ganar ya no depende del azar, sino de que los jugadores adopten una estrategia diferente a la utilizada por la mayoría. En este caso quien gana con más frecuencia es la zona intermedia de las apuestas”.

En la investigación, publicada por la revista Physical Review Letters, Pigolotti se ha servido de la llamada teoría de juegos, de la que fue pionero el premio Nobel John Forbes Nash.

Para Nash, ganar o perder en un juego depende del número de jugadores y del número de estrategias que estos utilicen. Según el equilibrio de Nash, puesto que a nadie de los jugadores le conviene perder, todos acaban por utilizar la misma estrategia y todos llegan de manera igualitaria a la misma ganancia. Pigolotti dice que este equilibrio se rompe y también ve unas diferencias de comportamiento según el valor o la utilidad del objeto subastado. No se puja igual si la subasta es un iPhone o un coche deportivo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS