Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Google se autocensura en China

El buscador pretende competir de forma más efectiva con el motor de búsqueda chino Baidu

El mayor buscador de Internet intentará evitar la confrontación con el Gobierno chino restringiendo el número de servicios y contenidos que ofrece a los internautas de este país. Google no ofrecerá correo electrónico chats o blogs en territorio chino, y eliminará de sus listas de resultados las referencias a temas sensibles, como Taiwán o Tibet.

La compañía fundada por Larry Page y Sergey Brim ofrece desde hace tiempo una versión en chino de su página Google.com, pero se prepara ahora para gestionar su negocio en China desde este país. El buscador se dispone a poner en marcha una página con el dominio chino, acabada en '.cn', tras conseguir el año pasado una licencia de negocio para empezar a operar en el mercado chino.

La compañía estadounidense ha aceptado voluntariamente suprimir las referencias a asuntos considerados sensibles por Pekín, como los enfrentamientos con Taiwán y Tibet o el estado de los derechos humanos en ese país, condición que ya acatan buscadores locales como Sohu.com y Baidu.com.

Representantes del buscador aseguran que su intención es que siempre que se impida el acceso a algún contenido en cumplimiento de las normas del país se notificará al internauta que sufra la censura, práctica habitual por parte del buscador en otras partes del mundo donde, como en Alemania, Francia y EE UU, se filtran las páginas nazis.

Google tampoco ofrecerá a los usuarios chinos su servicio de correo electrónico Gmail, mensajería instantánea ni el servicio para crear blogs o la posibilidad de escribir en ellos. Esto supone la supresión de las herramientas en los que la libertad de expresión pueda ser usada con fines de protesta política o social.

La compañía sí se compromete a ofrecer cuatro de sus servicios principales: buscador de web e imágenes, Google News (su servicio de noticias) y el buscador de contenidos locales, con las restricciones antes citadas. Google News, en todo caso, ya impide en la actualidad el acceso a información sobre tema en China, donde por ejemplo no se tiene acceso a noticias críticas con el gobierno "comunista".

Respetar la ley local

Como cuando Yahoo! facilitó a las autoridades chinas la detención de un disidente, Google justifica su censura por la necesidad de cumplir la legislación local en todo país en el que presta sus servicios. "Para poder operar desde China hemos retirado algunos de los contenidos de los resultados de las búsquedas disponibles en China.cn, para cumplir así las leyes locales", ha declarado Andrew McLaughlin, directivo del buscador.

McLaughlin admite que "retirar resultados es incompatible con la misión de Google" pero señala que el efecto de no hacerlo supone en muchos casos algo peor para la compañía, proporcionar al usuario "una experiencia deficiente que no ofrece ningún tipo de información". Esto es así porque en algunos casos la censura que no realiza el responsable de una página web es llevada a cabo desde China, siendo el resultado páginas que no funcionan bien o simplemente no son accesibles.

Estas razones constituyen "un argumento manido", según Reporteros Sin Fronteras, que hoy señala en un comunicado que "la libertad de expresión no es un principio menor que pueda ser dejado de lado en una dictadura".

El mayor censor de Internet

"China es el mayor censor de Internet" ha declarado John Palfrey, uno de los principales investigadores de un estudio universitario sobre la censura en el mundo llamado Iniciativa OpenNet, que estima que a través de censura pasiva y activa decenas de miles de términos se encuentran bloqueados para los internautas de este país.

Aunque el país asiático se ha abierto a la economía capitalista desde hace veinte años, el Gobierno mantiene un férreo control sobre la información y teme en especial Internet, que cuenta ya en China con cien millones de usuarios, sólo por detrás de EEUU. Este país ha sido considerado en el informe anual de RSF de los últimos dos años como "la mayor prisión del mundo para periodistas", en palabras de RSF, ya que mantiene encarcelados a 32 reporteros y 62 ciberdisidentes por haber publicado informaciones molestas para el gobierno.

"El colmo de la hipocresía"

La información sobre la autocensura de Google en China llega pocos días después de conocerse que, a diferencia de lo que hicieron otros competidores como MSN o Yahoo!, este buscador se ha negado a proporcionar al Gobierno de EE UU los datos sobre las búsquedas realizadas en su página , que la administración Bush dice querer utilizar para apoyar sus argumentos en apoyo de una legislación contra la pornografía infantil en la Red.

RSF emitió hoy un comunicado en el que señala: "El lanzamiento de Google.cn es un día negro para la libertad de expresión en China. La firma defiende los derechos de los usuarios americanos frente al gobierno de EEUU pero fracasa a la hora de defender a sus usuarios chinos". La organización, que defiende la libertad de prensa y expresión en el mundo, señala que "las declaraciones de Google sobre el respeto a la privacidad on line son el colmo de la hipocresía en vista de sus estrategia en China".