Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

eDonkey tira la toalla

El presidente de la compañía anuncia que accede a las exigencias de las discográficas porque no puede permitirse afrontar el coste de un litigio que, según asegura, ganaría

El presidente de la compañía creadora de eDonkey, uno de los muchos programas que permiten el intercambio de archivos a través de redes P2P, anunció ayer que suspendería sus servicios como le exigió la RIAA, asociación que reúne a las mayores discográficas del mundo, a la luz de la sentencia del Supremo sobre redes P2P. eDonkey podría convertirse en una red cerrada para la distribución legal de contenidos.

El Congreso de EE UU se está planteando regular el intercambio de archivos a través de redes P2P, pero la necesidad de una legislación específica sobre este tema es puesta en duda por algunos expertos. El Tribunal Supremo de EE UU dictaminó en junio que quien promocione sus productos como instrumento para violar los derechos de autor puede ser responsabilizado ante los tribunales por los actos ilícitos que se cometan con ellos. Merybeth Peters, responsable de la Oficina de Copyright en ese país, afirma que esta decisión habría resuelto muchas de las cuestiones pendientes sobre la legalidad de las redes P2P.

Pero el caso de Grokster y Morpheus, acusados en ese proceso de dar herramientas tecnológicas a los piratas, aún no está cerrado. El máximo órgano judicial de EE UU lo ha devuelto a un tribunal inferior para que, teniendo en cuenta su dictamen, decida si las empresas responsables de esos programas son culpables o no. "Puede que la nueva legislación deba aprobarase, pero yo preferiría esperar a ver cómo resuelve el caso el tribunal", ha declarado Peters ante un comité del Senado que examina el asunto.

Ante él ha declarado también Sam Yagan, presidente de la compañía MetaMachine, desarrolladora del programa eDonkey. Su empresa y otras seis que tienen productos relacionados con las redes P2P han recibido una carta de la asociación que reúne a las grandes discográficas la Recording Industry Association of America (RIAA), en la que se exige que cesen sus actividades a la luz del dictamen del Supremo.

Yagan hizo público ayer ante los senadores que su compañía accedería a esa exigencia. "La dirección que hemos elegido es más el acuerdo que el litigio", afirmó. "Como no nos podemos permitir luchar en los tribunales, incluso aunque pensamos que ganaríamos, nos hemos preparado para convertir la base de clientes de eDonkey en un operador de contenidos on line a través de un entorno P2P cerrado", explicó. Tras su intervención, Yagan declaró que había estado hablando con Alli Aydar, consejero de Snocap, la compañía formada por el fundador de Napster para paermitir la descarga legal de archivos protegidos.

También señaló que muchas otras compañías del sector con sede en EE UU harán lo mismo. Pero su actividad no desaparecerá, según afirma, porque lo normal sería que muchas se trasladen a otros países por la incertidumbre legal que rodea a esta tecnología.

Pese a las declaraciones de su presidente, el sitio de eDonkey en Internet sigue siendo operativo, algo que no puede decirse de otros operadores del sector. La página web del programa para P2P WinMX, por ejemplo, es inaccesible desde la semana pasada.