Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU logra retrasar la puesta en marcha del dominio '.xxx'

El departamento de Comercio dice que ha recibido una oposición "sin precedentes" a las direcciones para contenidos pornográficos

La Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN en sus siglas en inglés), órgano de gobierno de la Red que gestiona los dominios, ha decidido aplazar un mes la reunión en la que ayer estaba previsto que aprobase la puesta en marcha definitiva del dominio '.xxx', destinado a paginas con contenidos pornográficos. El problema es la oposición surgida en el seno de la administración Bush contra la existencia de estas direcciones.

Michael D. Gallagher, asistente del secretario de comunicaciones en el Departamento de Comercio, no ha pedido directamente el rechazo al dominio '.xxx', pero si solicita a ICANN que "defienda los intereses de la comunidad de Internet considerada como conjunto". Este departamento gubernamental afirma haber recibido unas 6.000 cartas y correos electrónicos en la que ciudadanos de EE UU expresan su preocupación por el impacto que la pornografía tiene en los menores y las familias, y en el que se oponen a la puesta en marcha de un dominio específico para estos contenidos.

"El volumen de correspondencia contraria a la creación de un nombre de dominio '.xxx' no tiene precedentes", argumenta Gallagher en el escrito enviado al presidente de ICANN, Vinton Cerf, en el que le pide a la organización que se tome un tiempo para reconsiderar su decisión. En el mismo sentido se había manifestado ya la semana pasada Mohd Sharil Tarmaizi, miembro del consejo asesor de ICANN, alegando que en muchos países, sin especificar cuáles, existía un "fuerte sentimiento de disconformidad". Grupos conservadores de EE UU, como el Consejo de Investigación Familiar, han expresado también su desacuerdo con la creación de estas direcciones, pues afirman que su existencia legitimaría a los pornógrafos.

Lavado de cara al porno on line

Ante esta oposición, ICANN ha decidido transladar la reunión que iba a celebrarse ayer al próximo 15 de septiembre. En ella estaba prevista la aprobación definitiva del nuevo dominio, casi cinco años después de que fuera propuesto por vez primera.

El frenazo a la puesta en marcha de las direcciones '.xxx' está provocado en buena parte por la carta de Gallagher, conocida el lunes, pues el departamento de Comercio, al que pertenece, tiene poder de veto sobre las decisiones de ICANN. El arranque del dominio para contenidos pornográficos ha sido aceptado por ICM Registry, una de las empresas que impulsó su implantación.

ICM planteo la creación de los dominios '.xxx' como un buen método para que la industria del porno on line, valorada en 12.000 millones de dólares, limpiase su imagen.

Según la regulación prevista todos los sitios que voluntariamente opten por utilizar este sufijo deberían respetar un código de buenas prácticas cuyo contenido no ha sido acordado, pero que contendría previsiones como la prohibición de trucos de spammer -envío de información no solicitada- o del uso de programas dañinos o molestos, como los que modifican la página de inicio del usuario.

La decisión sobre el '.cat' también se retrasa

También ha quedado pospuesta hasta septiembre la discusión sobre el establecimiento de una dirección '.cat' "para dar más tiempo a clarificar los términos del acuerdo", Tanzanica S. King, portavoz de ICANN. El tumulto ocasionado por el dominio '.xxx' habría sido la causa real de este retraso, según ha señalado Amadeu Abril i Abril, portavoz de la asociación PuntCat, que busca que se apruebe este sufijo para Cataluña.

El secretario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat, Oriol Ferran, ha restado hoy importancia y ha dado por hecho que se dará el visto bueno a este dominio en septiembre.

En la actualidad existen más de 260 sufijos, la mayoría códigos de países como, por ejemplo el ".es" que utilizan las páginas web españolas.