Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia de Protección de Datos tramita ya expedientes contra compañías españolas por 'spam'

La APD se queja de que no tiene medios suficientes

La Agencia Española de Protección de Datos (APD) tramita en la actualidad expedientes sancionadores contra compañías españolas que envían correos electrónicos comerciales no solicitados, popularmente conocidos como 'spam', aunque todavía no se ha producido en nuestro país ninguna multa por esta infracción.

El presidente de la APD, José Luis Piñar, ha explicado, tras comparecer ante la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, que "ya hay iniciados algunos expedientes" sancionadores contra emisores de 'spam', aunque ha apuntado que "todavía están en trámite de instrucción", puesto que la agencia asumió estas competencias "hace poco" (2003).

Piñar se ha referido a las dificultades de perseguir esta práctica debido al carácter "transfronterizo" de Internet. No obstante, ha incidido en la importancia de seguir trabajando y "fijando líneas de colaboración" con autoridades nacionales de todo el mundo, potenciando el intercambio de información, a pesar de que "a veces es imposible".

En ese sentido, se ha referido a la importancia de la reunión celebrada el pasado 11 de octubre en Londres, bajo los auspicios de la OCDE, donde participaron responsables de la aplicación y ejecución de las normas 'anti-spam' de 15 diferentes países de los cinco continentes, y sectores industriales implicados.

Fruto de esta reunión fue la adopción de un acuerdo por el que 19 autoridades inician un Plan de Acción conjunto (London Action Plan on Spam), consistente en actuaciones muy directas (designación de puntos de contacto, comunicaciones periódicas entre países, intercambio de experiencias y problemas, etc.) que permitan establecer cauces fluidos de comunicación y cooperar mutuamente en la lucha contra este problema.

Piñar también ha explicado que empresas e instituciones españoles han asumido ya la importancia de la protección de datos y ha asumido el compromiso de "desplegar una cultura de protección de datos para que los ciudadanos conozcan sus derechos". Además, ha repasado las principales infracciones a las que tiene que hacer frente la APD, inscrito dentro de las carencias que ha denunciado, tanto de personal como de financiación, puesto que sus recursos proceden de sus sanciones.

"Medios escasísimos"

En cuanto a su plantilla, la APD negocia en la actualidad "otro incremento" de personal. La agencia cuenta en la actualidad con doce inspectores, que trabajan en equipos de dos por todo el territorio nacional. "Son unos medios escasísimos para todas las denuncias que reciben. Una persona tiene setenta expedientes al mismo tiempo, algunos de una gran complejidad técnica", ha denunciado Piñar ante los diputados de la comisión.

Por otro lado, en el último año se han incrementado un treinta por ciento el número de expedientes abiertos por Protección de Datos y, en lo que va de 2004, la cifra alcanza los 900. Además, más del noventa por ciento de los procedimientos de infracción que se inician son denuncias de ciudadanos.

Piñar ha destacado las reclamaciones presentadas contra responsables de ficheros de entidades financieras (morosidad), publicidad ('spam') y telecomunicaciones (preasignación con otros operadores), así como sobre el tratamiento de datos de salud, que están especialmente protegidos en la ley.