Los productores de Linux acusan a Microsoft de usar el miedo contra el 'software' libre

Ballmer advirtió sobre el riesgo que corren los países que usan Linux si la OMS reclama el cumplimiento de las patentes

Las advertencias del presidente ejecutivo de Microsoft sobre los riesgos relacionados con las patentes de elegir Linux, han contrariado a los productores y distribuidores de software libre, que opinan que sus productos son tan seguros en esa materia como los programas propietarios. La compañía de Bill Gates dice que las declaraciones de Steve Ballmer en las que decía que Linux viola más de 200 patentes se referían a un estudio no realizado por Microsoft, pero no realiza ninguna aclaración acerca de la referencia al papel que puede jugar la Organización Mundial del Comercio en este tema.

Más información
Gates defiende ante Montilla la neutralidad tecnológica de la Administración
La URJC participa en la creación de la mayor base de datos de software libre
La administración y las empresas asturianas colaboran para crear 'software' libre
ERC quiere implantar el software libre en la administración del Estado
IBM cederá 500 patentes a los desarrolladores de 'software' libre
La Eurocámara da el primer paso para pedir la retirada de la directiva sobre patentes
Una empresa española ofrece datos sobre la compatibilidad con Linux de 15.000 productos
Microsoft pide a las autoridades españolas un cambio de postura sobre las patentes de 'software'
Cinco grandes empresas adquieren patentes para proteger a Linux

Un portavoz de Microsoft quiso ayer aclarar las afirmaciones de Ballmer, que han causado cierto revuelo en el colectivo del software libre, aunque las empresas que operan en el sector dicen no estar sorprendidas. El mayor fabricante mundial de software aclara que "Ballmer no dijo que Microsoft hubiera descubierto que Linux viola 228 patentes", sino que simplemente estaba "citando un controvertido estudio realizado este verano", en el que se realizaban esas afirmaciones.

Ballmer se refería al informe elaborado por el grupo Open Sorce Rights Management (OSRM), que ha lanzado un seguro para proteger a los usuarios de software libre frente a eventuales reclamaciones referidas a infracción de patentes. OSRM decía en ese texto que para determinar el riesgo de demandas examinó el estado de las patentes, descubriendo que 283 "no revisadas aún por los tribunales podrían ser utilizadas para apoyar reclamaciones contra Linux".

La reacción ante de los desarrolladores y distribuidores de software libre no se ha hecho esperar. Desde los Laboratorios de Desarrollo de software Libre (OSDL, en sus siglas en inglés) su presidente, Stuart Cohen, afirma que tienen "mucha confianza en la robustez de Linux en lo referente a patentes y copyright. Algunos de los mayores distribuidores del mundo comparten esta visión".

Otras declaraciones recogidas hoy por ZDNet.com confirman este punto de vista. Novell es una compañía que está cambiando su modelo de negocio para moverse en el futuro en torno a su sistema operativo libre SuSe Linux. Un portavoz de la compañía ha afirmado que los riesgos para los usuarios de Linux derivados del uso de tecnologías patentadas "no son realmente mayores que los del softwarepropietario, y hasta ahora nadie ha presentado reclamaciones contra el softwarelibre". El mes pasado, el presidente ejecutivo de Novell, Jack Messman, acusó a Ballmer de usar la táctica del miedo para alejar a los consumidores de Linux. También ha salido en defensa de este sistema operativo Gael Duval, fundador de Mandrakesoft, otra distribución de Linux, quien afirma que Microsoft "hará cualquier cosa que esté en su mano para combatir Linux".

El papel de la OMC

De las declaraciones de Ballmer también resulta controvertida la alusión al papel que la Organización Mundial del Comercio (OMC) puede jugar en la lucha de los fabricantes desoftwarey las reclamaciones referidas a patentes que puedan esgrimir a la hora de enfrentarse. El presidente ejecutivo de Microsoft, justo después de referirse al estudio sobre las patentes que infringía Linux, dijo que "algún día, para todos esos países que están ingresando en la OMS, alguien vendrá y buscará el dinero para pagar" por esas supuestas infracciones de patentes. Con ello, afirmó Ballmer, el menor coste de Linux será muchos menos claro de lo que la gente cree en la actualidad.

Durante su intervención en Singapur, Ballmer volvió a argumentar que los costes del software libre se elevan si se tienen en cuenta factores como el precio que hay que pagar por la instalación, entrega, desarrollo, soporte del sistema operativo, pero ha sido la referencia a la OMC la que puede apuntar futuros movimientos del gigante del software, que podría evitar tener que enfangarse en demandas en todo el mundo si logra que la organización internacional haga cumplir a los países miembros los acuerdos sobre patentes.

Microsoft podría invocar el respeto de las patentes a través de un instrumento de la OMC conocido como TRIPS (siglas en ingles para 'Aspectos Comerciales Relacionados con los Derechos de Propiedad Intelectual), un anexo a los acuerdos de Marrakesh constitutivos de la organización. Con esta herramienta la compañía informática podría presionar a los países para que trabajasen a favor del cumplimiento de las patentes, en un momento en que muchos de ellos deciden si se decantan por el uso de software libre o propietario. Por el momento, todo surge de una declaración de Steve Ballmer, pero en el futuro la lucha entre Linux y Windows podría tomar esta vía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS