Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento reclama ante la justicia suiza y española la herencia de Muñoz Ramonet

El empresario barcelonés Julio Muñoz Ramonet sigue dando qué hacer a la justicia ocho años después de su muerte. Ahora, a través de sus cuatro hijas. El Ayuntamiento de Barcelona fue citado en marzo pasado por las hermanas Muñoz Villalonga ante los tribunales suizos en un acto de conciliación en el que pidieron sin éxito al Consistorio que aceptase la nulidad del testamento de su padre. Muñoz Ramonet legó en 1991 un lujoso palacio en la calle de Muntaner y la valiosa colección de arte cobijada en su interior para que una fundación bajo el patronato de la ciudad abriera un museo. Pero las trabas legales puestas por las hijas todavía no lo han hecho posible. El Ayuntamiento ha presentado una demanda de reclamación de legado en España y no descarta la vía penal por la presunta desaparición de importantes cuadros de la colección.