_
_
_
_
_

La Policía investiga una supuesta violación grupal en Madrid

La jueza deja en libertad a los tres arrestados por el caso, entre los que se encuentra un hijo de Conde-Pumpido, al no hallar indicios de criminalidad

Un agente de la Policía Nacional, junto a un coche patrulla.
Un agente de la Policía Nacional, junto a un coche patrulla.POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado viernes a tres hombres a quienes una mujer, que ejercía la prostitución, acusa de haberla violado en una vivienda de Madrid, según han confirmado este domingo fuentes policiales. Entre los arrestados, que han sido puestos en libertad hoy, se encuentra Cándido Conde-Pumpido Varela, hijo del actual presidente del Tribunal Constitucional, Cándido Conde-Pumpido. Los tres amigos habían contratado los servicios de la joven, que acudió a la casa de Conde-Pumpido Varela, donde supuestamente se produjeron los hechos. Los agentes acompañaron a la joven a realizar los exámenes médicos para acreditar las posibles lesiones, y posteriormente acudieron a la vivienda en la que presuntamente habría sido agredida en el distrito madrileño de San Blas.

El juzgado de Instrucción número 44 de Madrid ha puesto en libertad a los tres hombres sin ninguna medida cautelar, incluida la orden de alejamiento solicitada por la víctima y la Fiscalía por este presunto delito de agresión sexual. El Ministerio Público no pidió prisión porque en la víctima no se aprecian lesiones, según fuentes fiscales. Mientras, los agentes de la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía prosiguen con sus pesquisas.

En el auto, la jueza indica que las “imágenes aportadas por el Cándido Conde-Pumpido Varela, obtenidas por las cámaras de seguridad de su domicilio, desvirtúan la versión dada por la víctima” de una presunta agresión sexual. La magistrada añade: “No se visualiza ninguna situación similar a la descrita [por la denunciante]”. E insiste más adelante: “Puede verse a la denunciante y al denunciado en uno de los dormitorios durante varias horas. Entrando y saliendo, bebiendo... sin que pueda adivinarse ninguna situación coincidente con el relato de los hechos”.

Conde-Pumpido Varela, de 35 años, especializado en derecho penal económico, es socio fundador del despacho Conde-Pumpido & de Porres Abogados, que dirige desde su fundación, en mayo de 2008. En 2018 estuvo investigado por la Audiencia Nacional por un presunto delito de blanqueo de capitales vinculados al negocio de la prostitución. El pasado junio fue galardonado con el premio Toga De Oro a la Excelencia Jurídica.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_