El rápido aumento de los contagios de covid comienza a colapsar los hospitales de Alemania

Las camas ocupadas por pacientes de coronavirus en las clínicas han crecido un 50% en una semana

Una enfermera atiende a un paciente de covid en la UCI del hospital de Fulda, en el centro de Alemania.
Una enfermera atiende a un paciente de covid en la UCI del hospital de Fulda, en el centro de Alemania.Boris Roessler / getty

El rápido aumento de los contagios de covid en Alemania, con un incremento del 50% en las camas ocupadas por pacientes de coronavirus en solo una semana, ha comenzado a colapsar los hospitales del país. “Los hospitales están llegando al límite de su capacidad”, ha señalado este miércoles el presidente de la Asociación de Hospitales Alemanes, Gerald Gad, citado por el grupo de medios RDN. “Los hospitales se enfrentan a semanas extremadamente difíciles, ya hay cuellos de botella en las primeras Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y el invierno aún está por llegar”, ha añadido. Gad no descarta que en breve sea necesario para algunos centros volver a cancelar intervenciones de carácter no urgente.

El ministro de Sanidad alemán, Karl Lauterbach, ha explicado que se trata “del comienzo de una ola de otoño e invierno”. Por su parte, el director del Registro de Medicina Intensiva (DIVI), Christian Karagiannidis, ha apuntado a RDN que en algunas regiones alemanas ya existen hospitales en los que apenas quedan camas libres en las UCI. Según datos del DIVI, en estos momentos hay unos 1.660 pacientes positivos por coronavirus ingresados en las UCI alemanas.

Uno de los principales problemas de los centros hospitalarios es que falta mucho personal —hay sanitarios con largas bajas por covid— que, sumadas al aumento significativo de pacientes positivos, suponen una mayor carga para el personal sanitario. Según las informaciones que ofrece la prensa germana, algunos hospitales y en especial sus unidades de cuidados intensivos ya están trabajando al límite, como sucede en algunas regiones de Baviera, Hesse y en varias ciudades de Renania del Norte-Westfalia. Estos medios califican ya esas zonas como “puntos calientes” en los que apenas quedan camas libres de UCI y donde parte del personal está infectado y, por lo tanto, ausente hasta que pasen la enfermedad.

Según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, el martes pasado la incidencia acumulada a siete días se situó en 799,9 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en Alemania, mientras que hace una semana eran 374 y hace un mes, 220,9. Según el RKI, en las últimas 24 horas se detectaron 136.748 nuevos casos y se registraron 199 muertes. No obstante, en esta estadística solo influyen los positivos detectados con pruebas PCR, que en estos momentos únicamente se realizan en ocasiones específicas, por lo que los expertos parten de que la cifra real es de tres a cinco veces mayor.

El rápido aumento de los contagios ha alertado a las autoridades sanitarias del país. El ministro de Sanidad ha dicho este miércoles que el país se encuentra al inicio de una séptima ola y ha advertido de que en esta ocasión se podría ver acompañada de una epidemia de gripe. Lauterbach ha aconsejado que los mayores de 60 años reciban un combinado de la cuarta dosis contra el covid —el segundo refuerzo— y de la vacuna contra la gripe.

Desde el estallido de la epidemia, alrededor de 34,26 millones de personas en Alemania han sido infectadas por el coronavirus, y hasta ahora las autoridades han registrado 150.919 muertes relacionadas con la enfermedad. Sin embargo, el Instituto Robert Koch también estima que se han recuperado alrededor de 32,76 millones de pacientes. También se estima que 1.349.389 personas siguen considerándose activamente infectadas por la covid-19, lo que supone un aumento de 79.787 casos activos en comparación con el día anterior. Para alcanzar esa cifra se tiene en cuenta el número estimado de recuperaciones y de muertes y casos confirmados.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS