_
_
_
_
_

Vox considera que un taller de pintar vulvas para visibilizar la sexualidad femenina “pervierte” a las jóvenes

El futuro vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, carga contra un curso educativo en Soria sobre los genitales de mujeres

Ole tu Toto
Laura Marín, impulsora del proyecto Ole tu Toto, con una de sus creaciones.Juan Navarro García
Juan Navarro

Un taller de educación sexual femenina en Soria llamado Píntate el toto, concebido para ilustrar a las mujeres sobre sus genitales a través del dibujo, ha provocado duras críticas por parte de Vox. La impulsora del proyecto Olé Tu Toto, la soriana Laura Marín, que visibiliza la sexualidad femenina mediante la representación de los genitales, se sorprendió cuando vio un tuit del futuro vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, cargando contra un cartel que anunciaba el curso , impulsado por el Ayuntamiento de Soria. “Soria necesita apoyo e inversión, no pervertir sexualmente a las adolescentes”, escribió el político, de 31 años, una reacción que no gustó a Marín, que aspira a que las mujeres conozcan su cuerpo “sin connotación sexual, más allá de como objeto de deseo para los hombres”.

La soriana, de 27 años, sigue sorprendida por las acusaciones de la extrema derecha, pero agradece el apoyo de quienes entienden que esta sesión gira en torno a la educación sexual. Esta joven de Ólvega (3.500 habitantes) gestiona desde el año 2020 Olé Tu Toto, que comercializa bolsas de tela o sudaderas adornadas por una ilustración que simboliza una vulva, que ella tiene tatuada en la muñeca. El siguiente paso del proyecto era este taller teórico-práctico “dinámico, con un grupillo para pasarlo bien entre todas”, con el respaldo del Ayuntamiento de Soria, que incluye este plan dentro de un ciclo de encuentros feministas, y para mujeres mayores de 16 años. Marín censura la “problemática de la falta de educación sexual femenina” y se pregunta “por qué se invisibiliza y la vagina tiene una connotación sexual cuando es un órgano más”. De ahí su afán por retirar connotaciones eróticas del cuerpo de las mujeres.

El taller se planteó en estos términos: “En nuestro mundo patriarcal, la vulva y el placer femenino están invisibilizados, por ello es fundamental revertir esta situación de una manera creativa, haciendo que el tema sea tratado en más círculos sociales y con la naturalidad que se merece. ¿Cómo lo conseguiremos? Compartiremos nuestras experiencias, creencias y aprendizajes en torno a la construcción de la sexualidad femenina y la relación con nuestra genitalidad, y pintaremos vulvas en tote bags para sacar el tema a la calle de paseo”.

Además del rechazo desde varias cuentas provinciales y nacionales de Vox, el presidente del PP de Soria y de la Diputación soriana, Benito Serrano, reprochó también este domingo el plan del Ayuntamiento: “Espero sentado a que se programe otro curso para pintar otra cosa. En este feminismo no me veo representado. Me estaré volviendo retrógrado. Deseo que no”. El exvicepresidente de la Junta y ahora procurador de Ciudadanos, Francisco Igea, criticó en cambio la actitud de García-Gallardo: “Pintar vulvas en bolsas de tela puede ser, o no, una actividad subvencionable, pero creo que no se puede considerar una perversión sexual. A ver si os ponéis a gobernar de una vez. Que hay cosas más serias que hacer que demostrar vuestra mojigatería”.

En busca de un ejemplo de lo que considera ese desconocimiento social de la sexualidad femenina, Laura Marín acude al reciente episodio de polvo del Sáhara que cayó en España hace unas semanas y ensució tantos coches. Muchos vehículos aparecían con penes dibujados “porque todo el mundo sabe cómo son”, pero este conocimiento decae al hablar de los genitales femeninos. Esa desigualdad entre el conocimiento de los cuerpos está latente también, opina Marín, en los anuncios de higiene femenina, que hablan de la regla sin aludir al color rojo, o en el hecho de que la red social Instagram permita pezones de hombres pero no de mujeres. “No es política, sino una conversación social”, exclama esta publicista, que se ha formado en educación sexual y ha estudiado la presencia de las mujeres en redes sociales o en publicidad.

La responsable de Igualdad del Consistorio de Soria (PSOE), Gloria Urtasun, tampoco da crédito a las reacciones. “Es malicioso cómo interpretan un título, no entienden que hay creatividad e ironía y es una irresponsabilidad por parte de gente con responsabilidad política”, critica la edil. Para ella, la extrema derecha “se imagina escenas de películas porno” al creer que hay algo sexual detrás de un curso sin más pretensión que la de plasmar cómo es una vulva. El revuelo, asume Urtasun, “reafirma que son formaciones imprescindibles”.

Esta controversia impulsada por Vox, que gobernará Castilla y León en coalición con el PP y ostentará la consejería de Cultura, ha provocado que en el espacio virtual Forocoches haya comenzado a circular la imagen de Laura Marín, algo que a esta le molesta por las “barbaridades” que usuarios anónimos han empezado a lanzar. Su entorno la ha apoyado firmemente y el taller Píntate el toto cuenta ya con las 16 inscritas previstas, con muchas más mujeres interesadas en dibujar esta parte de su cuerpo tras este debate.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan Navarro
Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_