Hipra asegura que podría adaptar su vacuna a una nueva variante en cuatro meses

La compañía española espera recibir la aprobación de su fármaco en el primer trimestre de 2022

Dani Cordero
Castell-Platja d'Aro (Girona) -
El presidente de Hipra, David Nogareda, en el centro de la imagen, este viernes en  S'Agaró (Girona)
El presidente de Hipra, David Nogareda, en el centro de la imagen, este viernes en S'Agaró (Girona)Pere Jiménez

Hipra, la empresa española que desarrolla una vacuna contra el coronavirus, cree que sería capaz de adaptar el fármaco a una variante como la ómicron, cuya propagación ha empujado este viernes a la Unión Europea y a Estados Unidos a cerrar sus fronteras con el sur de África. Así lo ha afirmado este viernes el presidente de la compañía, David Nogareda, quien ha explicado que su propuesta trabaja con base a dos dímeros de variantes de coronavirus existentes, por lo que sería posible cambiar uno de esos dímeros por otro que tuviera efectos contra otra variante, como podría ser la ómicron. Los desarrolladores de la vacuna española contra la covid, de proteína recombinante, prevén recibir autorización en el primer trimestre de 2022.

Nogareda ha subrayado así “una de las ventajas” de la vacuna que desarrolla y ha señalado que la solución “sigue sin ser un milagro, pero es una buena herramienta” para combatir la propagación del coronavirus y todas sus nuevas variantes.

La vacuna española, PHH-1V, acaba de pasar a la fase II del ensayo clínico y podría iniciar la fase III en 2022. El objetivo es que la Agencia Europea del Medicamento la apruebe en el primer trimestre para poder fabricarla a partir de ese momento. Nogareda ha asegurado que la empresa está capacitada para producir 600 millones de dosis el próximo año, cantidad que se podría duplicar en 2023.

El presidente de Hipra ha participado en el XVI Encuentro de Economía de S’Agaró (Girona), donde ha trazado la evolución de la compañía y ha subrayado su conocimiento en el tratamiento de coronavirus, aunque hasta ahora solo en la medicina animal. “En los 10 últimos años hemos sido la empresa que más vacunas hemos registrado ante la EMA, 22″, ha afirmado. “Conocemos mucho los coronavirus porque llevamos más de 30 años haciendo vacunas para aves y terneros, por lo que nos preguntamos qué podíamos hacer”, ha explicado.

Su paso al negocio de la salud humana se barajó hace ocho años, pero entonces la dirección de la compañía familiar lo declinó. Con la pandemia cambiaron de opinión. Primero produjeron material para los hospitales de Girona, como unos 30.000 test de PCR para diagnosticar los contagios, hasta que decidieron entrar en el desarrollo de una vacuna. Además de la vacuna recombinante, Hipra trabaja en otro proyecto de vacuna con ARN mensajero junto al Hospital Clínic de Barcelona, la misma fórmula utilizada por las vacunas desarrolladas por Pfizer y Moderna.

Por otro lado, Pfizer y BioNTech, las farmacéuticas que desarrollan la vacuna más utilizada en España, ha enviado un comunicado este viernes en el que aseguran que “si fuera necesario” esperan ser capaces de tener lista una vacuna adaptada a la nueva variante en “aproximadamente” 10 días. “Entendemos la preocupación de los expertos y hemos iniciado inmediatamente investigaciones sobre esta variante. Espetamos más datos de los test de laboratorio en dos semanas como tarde””, añaden.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS